Vacaciones por no ir al trabajo en coche

Jaime Caballero, con su bici embarrada por el estado del camino, posa junto a Rafael Gonzalo en el 'aparcabicis' de JAE./
Jaime Caballero, con su bici embarrada por el estado del camino, posa junto a Rafael Gonzalo en el 'aparcabicis' de JAE.

JAE incentiva a su plantilla con hasta una semana de libranza por desplazarse a la empresa sin vehículo a motor

JAVIER CAMPOS

Diez minutos más de vacaciones por cada día que acudan a trabajar sin vehículo a motor, seis si lo hacen compartiéndolo... dicho de otro modo: tiempo libre por desplazarse hasta su puesto en medios de transporte alternativos al coche o la moto particular como pueden ser la bicicleta, el patín o incluso andando pues su ubicación, según la dirección, lo hace posible -no son más de dos kilómetros-.

además

JAE Ingeniería y Desarrollos S. L., empresa riojana dedicada al diseño de maquinaria y bienes de equipo especializados para el sector de la automoción ubicada en el polígono Cantabria de Logroño, se ha convertido estos días en noticia tras la puesta en marcha desde el pasado 1 de enero de un novedoso sistema de incentivos para su plantilla, compuesta por 40 trabajadores.

«El tema es que, siguiendo con iniciativas de otros países como nuestra vecina Francia en los que se incentiva la movilidad ciclista con euros por kilómetro recorrido, nosotros en JAE hemos querido sumarnos pero con tiempo libre», explica Jaime Caballero, director técnico de la firma ubicada en el número 5 de la calle Pescadores, justo en la ribera izquierda del Ebro.

JAE incentivará a su personal con hasta una semana adicional de vacaciones por desplazarse a la empresa sin vehículo a motor, algo que esperan que anime a factorías del entorno y vaya calando poco a poco en la cultura empresarial de La Rioja «conscientes de la importancia que suponen los desplazamientos al lugar de trabajo».

Con esta medida, JAE pretende mejorar la eficiencia y sostenibilidad de su actividad, el bienestar de sus trabajadores y el de su entorno, ya que una movilidad alternativa y sostenible beneficia, en palabras de su responsable, «a tres de los pilares en los que fundamenta su cultura de empresa».

«Incentivar a los empleados a ir al trabajo en cualquier cosa, menos en coche o moto, sólo tiene ventajas para todos», entiende Caballero, quien como responsable de la firma trata dar ejemplo al resto pues desde hace años va en bicicleta a trabajar junto a otros tres o cuatro trabajadores -también hay quien lo hace a pie-. Rafael Gonzalo es uno de ellos y apoya totalmente la iniciativa, que se verá reflejada en el sistema de fichaje de la empresa donde cada empleado podrá indicar el medio utilizado para llegar.

Caballero asegura que medidas como esta «activan el organismo y las funciones cerebrales, reducen la ansiedad y el estrés, permiten a aquellos que vayan a trabajar en bici disponer de más tiempo para pensar, un ahorro económico» y, ni que decir tiene, «que es más divertido, te conecta con el entorno, te humaniza y te hace más feliz». Y todo ello, como no, incide en la motivación del trabajador, lo que repercute en la actividad de la empresa «y eso aquí es importante». De hecho, concluye, la gran mayoría tiene bici.