Cuando hay esperanza

Magdalena Pérez, la concejala Paloma Corres y Cuca Gamarra, en una dependencia de la casa. :: s.tercero/
Magdalena Pérez, la concejala Paloma Corres y Cuca Gamarra, en una dependencia de la casa. :: s.tercero

La soledad y los conflictos interpersonales copan la mayoría de las atenciones que prestan los 65 voluntarios de la asociación

M.J.LUMBRERAS

Tienen nuevas instalaciones los voluntarios del Teléfono de la Esperanza y ayer se las enseñaron a la alcaldesa, Cuca Gamarra. Se trata de un piso grande y cómodo en la calle Duquesa de la Victoria desde el que los 65 voluntarios de la entidad, organizados en turnos, atienden a quienes lo precisan las 24 horas del día los 365 días del año. La atención que se presta allí no sólo es telefónica, aunque ésta es la más conocida, sino que también hay profesionales, como psicólogos, abogados, orientadores o trabajadores sociales que, de forma presencial, se ocupan de las situaciones que precisan de su intervención de una forma más específica. Las llamadas al cabo del año suelen rondar las 2.200, mientras que los casos presenciales son unos 300. La presidenta del Teléfono, Magdalena Pérez Trenado, explicó a la alcaldesa que desde la asociación también se ofrecen talleres, cursos, conferencias, jornadas y actividades de sensibilización.

¿Quién atiende el teléfono cuando se llama al 941 490606? La persona que levanta el auricular ha pasado por dos años de formación, el primero más general y el segundo de temario más específico para, sobre todo, saber escuchar en las distintas situaciones. Una vez que el voluntario entra en los turnos de atención, tiene la obligación de seguir formándose. «No es igual escuchar a alguien que está de duelo que en una anorexia o por un conflicto familiar. Cada cosa tiene su tratamiento específico», señala la portavoz del Teléfono de la Esperanza.

¿Y qué casos se plantean? Magdalena Pérez señala que buena parte de ellos tienen que ver con la soledad, con personas que se sienten solas lo estén o no. Y otra buena parte de las situaciones son de conflicto en la relación entre personas, que si entre los miembros de la pareja, entre padres e hijos... En fin, «acude cualquiera por cualquier situación difícil de vivir».