Una ciudad cada vez más segura

Reunión del Junta Local de Seguridad. /
Reunión del Junta Local de Seguridad.

Logroño registró un descenso de un 12% en la tasa de criminalidad en 2014, con 4.917 delitos y faltas, 665 menos que en el ejercicio anterior

EUROPA PRESSLOGROÑO

La ciudad de Logroño ha registrado un descenso de casi un 12% en la tasa de criminalidad en el último año, con un total de 4.917 delitos y faltas, 665 menos que en el ejercicio anterior, lo que coloca el índice en el nivel más bajo de los últimos 12 años, como han destacado este martes tanto la alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra, como el delegado del Gobierno en La Rioja, Alberto Bretón.

Gamarra y Bretón han presidido en el Ayuntamiento la reunión de la Junta Local de Seguridad, tras la que ambos han incidido en la "buena noticia" que suponen estos datos, lo que indica que Logroño es una ciudad "segura, de las más seguras de España". "Los datos confirman que Logroño es una ciudad tranquila y segura, sin grandes problemas de convivencia, y que aún partiendo de unos niveles bajos somos capaces de ir reduciéndolos año tras año", ha señalado la alcaldesa quien, lo mismo que Bretón, ha resaltado que "la estrecha colaboración que existe entre las Policía Local y Nacional está en la base de esta tranquilidad y de esta seguridad que los ciudadanos perciben".

En cuanto a los datos concretos, el delegado del Gobierno ha detallado que en 2014 se registraron en Logroño 4.917 delitos y faltas, 665 menos que en 2013, cuando se registraron un total de 5.582 denuncias tanto por delitos como por faltas. "Casi todos los indicadores han tenido una evolución positiva", ha reseñado.

Así, casi la mitad de las cometidas pertenecen a la tipología de hurtos, pequeños robos sin violencia, y han bajado un 12,43% en un año, pasando de 2.162 a 1.894 durante el año pasado. Los robos con violencia o intimidación han experimentado un descenso del 19% (de 155 a 122); los robos con fuerza, un 12,7% menos (de 872 a 761); y los robos con fuerza en domicilios, garajes y trasteros disminuyeron en un 16,3% de 343 a 287. Las infracciones con violencia se redujeron de 241 casos a 220, lo que supuso un 12,43% menos.

Además, se registró un importante descenso en la sustracción de vehículos a motor, menos de la mitad que el año pasado, de 84 a 39 en 2014. El tráfico de drogas también se redujo, en un 17,2%, de 29 a 24 incidentes. El capítulo de daños revela una bajada del 13,3%, de 664 a 576 incidentes.

Bretón ha apuntado que "lo único que alteró en cierta medida la tranquilidad de la ciudad en 2014 fueron dos asesinatos que hubo que lamentar", y en los que, como ha recordado, "los autores fueron detenidos y están en prisión".

Por otro lado, ha subrayado la importancia de otras actuaciones, como el plan de convivencia escolar, con 224 encuentros en 26 centros docentes, con temas relacionados con el acoso escolar y en la violencia de género; o el plan mayor seguridad, centrado en la tercera edad, dentro del que se han mantenido reuniones con asociaciones de mayores.

Datos positivos

Con todo, la tasa de criminalidad, que resulta de calcular las infracciones penales que se cometen por cada 1.000 habitantes, "ofrece un dato realmente positivo, una tasa de 32,4 puntos cuando en 2013 estábamos a 36,5".

De este modo, se logra situar a Logroño "en la tasa más baja de los últimos doce años, contando con que en 2003 ésta se situó en 37,2 puntos". Según los datos dados a conocer esta mañana, en la Legislatura 2007-2011, la criminalidad subió 4,60 puntos mientras que en los tres años que llevamos de ésta (2012-2014) ha bajado 6,40.

"Debemos estar satisfechos -ha señalado la alcaldesa- porque la Seguridad es una de las características que más importancia tienen en la calidad de vida de una ciudad y Logroño demuestra así que aquí se vive muy bien, como por otra parte manifiestan sus habitantes en todos los estudios que se realizan". En estas estadísticas globales, la labor de la Policía Local, que Cuca Gamarra ha detallado, "ha contribuido especialmente en dos sentidos: en la tarea preventiva o de vigilancia específica de zonas y mediante la creciente presencia disuasoria de la policía de barrio que a pie recorre tanto el centro y el este de la ciudad -fundamentalmente- como las distintas zonas comerciales".

Así, ha apuntado que "potenciar la importancia de la Policía de Barrio ha sido una de las apuestas de este Mandato, pasando de 25 a 76 efectivos, contando con el incremento de 10 en el mes de abril".

La alcaldesa ha hecho también una mención especial al trabajo desarrollado desde la Unidad de Convivencia y menores, centrada en buena medida en el control de la violencia de género mediante la protección de las víctimas con riesgo medio y alto -unas cincuenta al año- y en la vigilancia de los agresores.

"Nuestro modelo es una Policía cercana a los problemas del día a día de los vecinos; que previene delitos, interviene en pequeños conflictos y contribuye a que la buena convivencia sea una seña de identidad de nuestra ciudad. Los datos lo reflejan", ha afirmado Gamarra.

Intervenciones

En el total de las intervenciones que la Policía Local realizó en 2014 y que ha dado a conocer la alcaldesa, 30.889, únicamente el 12% se centró en cuestiones de Seguridad Ciudadana (3.776) estando el 88% restante (27.113) en el que es el grueso de las competencias de los agentes municipales: cumplimiento de las ordenanzas, control del tráfico, intervenciones asistenciales, entre otras. Las 3.776 intervenciones específicas de Seguridad Ciudadana suponen una notable baja respecto a las de 2013, un 42% menos. En este sentido, hay que hacer además la salvedad de que no todas estas intervenciones acaban posteriormente en denuncia, pasando por tanto a contabilizarse como infracción penal.

Además, de ese total únicamente se derivó la puesta a disposición del Cuerpo Nacional de Policía de 203 personas, un 24% menos que en 2013. De ellas, 69 fueron presentadas a consecuencia de un incidente de malos tratos, 28 por robos, 18 por quebrantamiento de condena, 17 por amenazas y 15 por lesiones, además de por otros motivos.

Respecto a las tipologías más numerosas, 2.411 se refieren a vigilancia e identificaciones preventivas en lugares determinados; pasando después a las intervenciones en riñas o por agresiones, que pasan de 251 en 2013 a 226 en el 14; y las de conducción temeraria bajo los efectos de drogas o alcohol que también descienden de manera importante, de 384 a 197.

Cuca Gamarra ha querido hacer especial hincapié en este dato para valorar el trabajo de prevención que se está realizando y que incide "en que cada vez nuestras vías de comunicación sean más seguras, con conductores más concienciados en no coger el vehículo si no se encuentran en perfectas condiciones".

También descendieron los hurtos (248 frente a 305) y los robos con fuerza en las cosas (101 por 124). Se mantuvieron en cifras similares los daños intencionados a cosas o vehículos (176, sólo 3 más que en 2013). Y únicamente subieron los robos con violencia o intimidación (de 16 a 32 en 2014) o los malos tratos a familiares (61 en 2013 y 75 al año siguiente). Hubo dos detenciones por delitos contra la salud pública y se levantaron 713 actas por tenencia ilícita de estupefacientes y consumo en lugares públicos con alteración de la seguridad colectiva. "Son cifras positivas, cifras para sentirnos orgullosos", ha concluido la alcaldesa.