El PSOE ve grave la paralización de tres contratos locales y pide explicaciones

'Smart Logroño', ayuda a domicilio y limpieza de colegios, concursos suspendidos tras las alegaciones elevadas ante el tribunal de recursos contractuales

LA RIOJA

Tres expedientes de contratación suspendidos cuya impugnación ha obligado a paralizar su tramitación y, por tanto, a prorrogar los servicios tal y como se venían prestando hasta la fecha hasta su definitiva resolución. El PSOE calificó ayer de grave el que las adjudicaciones del centro de control integral de servicios públicos 'Smart Logroño', de la limpieza de centros escolares municipales y de la ayuda a domicilio hayan quedado en suspenso después de que algunas de las empresas que optaron al concurso recurriesen ante el Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales en virtud a la Ley de Contratos del Sector Público.

Y es que, según explicó el concejal socialista Vicente Urquía, y tal y como adelantase Diario LA RIOJA, la suspensión de los citados expedientes de contratación por parte del propio Ayuntamiento de Logroño no tiene precedentes en la Administración local, por lo que ha pillado por sorpresa tanto al equipo de Gobierno como a la oposición. «Desconocemos los motivos que hay detrás de las distintas alegaciones, pero no había pasado nada igual en los cinco años que lleva en marcha el citado tribunal, con lo que algo está pasando y obliga a que sea la alcaldesa, Cuca Gamarra, quien lo explique», exigía Urquía.

El tribunal en cuestión, adscrito al Ministerio de Economía y Hacienda, se encarga de resolver los recursos que se interpongan contra las decisiones de las entidades adjudicadoras de contratos del sector público, así como de adoptar las medidas provisionales que sean necesarias en el periodo de resolución de los recursos, «que será de unos dos meses», según Urquía.

«La decisión de las empresas de ejercer su legítimo derecho a recurrir licitaciones públicas es algo que ha ocurrido siempre, también en época socialista», respondía ayer el PP, para quien «lo importante es que las cuestiones administrativas no repercutan en la prestación de los servicios a los ciudadanos».