Los dueños de perros reclaman su espacio

Fuera y dentro. Miembros de la Asociación de Propietarios de Perros de La Rioja antes y después de entrar en la zona acotada en Los Lirios, aunque sin acondicionar, para mascotas. /
Fuera y dentro. Miembros de la Asociación de Propietarios de Perros de La Rioja antes y después de entrar en la zona acotada en Los Lirios, aunque sin acondicionar, para mascotas.

El colectivo espera una respuesta del Ayuntamiento sobre sus propuestas para zonas de esparcimiento canino

JAVIER CAMPOS

Desde su presentación hace ahora un par de meses, no ha parado de ser compartido, de ir de despacho en despacho y, en definitiva, de publicitarse de mil y una maneras posibles. Ahora, como bien dicen desde la Asociación de Propietarios de Perros de La Rioja, sólo falta que la administración recoja el guante y haga suyas sus propuestas. El dossier sobre las zonas de esparcimiento canino (ZEC) para Logroño, extensible a otros municipios de la comunidad autónoma, se ha convertido en todo un fenómeno. O al menos va en camino.

El documento, elaborado por la citada asociación y que recoge ejemplos de lo llevado a cabo en otras ciudades españolas, pretende instar a las administraciones locales para que presten un servicio público -en las condiciones adecuadas- a los miles de ciudadanos y familias responsables de los perros censados en La Rioja, cuya cifra asciende a 14.000 mascotas sólo en su capital.

EL DOSSIER

Propuestas de zonas de esparcimiento canino

Fases 1, 2 y 3: La Asociación de Propietarios de Perros de La Rioja entiende que la dotación de zonas de esparcimiento canino (ZEC) podría llevarse a cabo en distintas fases, con poca inversión y aprovechando los recursos ya existentes.

Terrenos ya 'acotados', aunque sin acondicionar

Paseo del Prior, Tudela con Zaragoza, calles Bélgica, Italia y Francia y entre Rodejón y Río Isla: El Ayuntamiento de Logroño dispone de diversos solares vallados algunos de los cuales han sido recientemente habilitados como zonas de esparcimiento canino, aunque de manera provisional, sin ningún tipo de acondicionamiento -ni bancos ni fuentes ni papeleras...-, salvo el desbroce anual que se venía realizando de cara al verano. Se da la circunstancia de que en los mismos se han llegado a detectar bolas de queso con veneno y cristales.

Zonas propuestas en grandes parques de la capital

San Miguel, parque del Ebro, de la Concordia, pantano de La Grajera y del Río Iregua: Logroño dispone de numerosas y amplias zonas verdes, pero debido a las restricciones horarias que marca la ordenanza, los propietarios de perros deben esperar a que anochezca para poder soltar a sus mascotas. La Asociación de Propietarios de Perros entiende que acondicionando áreas dentro de estos parques, zonas de esparcimiento, se llenarían de vida en todo momento.

Posibles ZEC tanto en Logroño como en otros municipios

Concordia, junto al polideportivo universitario, parque de la Isla...: Propuestas interpretando la fase 3 como aquella en la que de forma progresiva se dote a cada barrio de sus propias zonas.

«Las zonas de esparcimiento canino son un clamor popular, necesarias para que niños y adultos puedan disfrutar con sus perros de gratos paseos sin restricciones horarias», explica Eduardo Justa, su presidente, quien pese a agradecer el paso dado por el Ayuntamiento de Logroño habilitando hasta seis parcelas para tal fin, denuncia su pésimo -más bien nulo- acondicionamiento.

La ordenanza reguladora de la tenencia y protección de animales de compañía establece claramente que los perros solamente pueden estar sueltos en las zonas acotadas por el Ayuntamiento, debidamente señalizadas, entre las 22 y las 7.30 horas en primevera-verano y entre las 20 y las 7.30 horas en otoño-invierno. Sin limitación horaria únicamente pueden estar en el soto inundable del parque del Ebro, en el Pozo Cubillas, en el área canina habilitada en el parque de los Enamorados y en las seis ya citadas de reciente creación, a las que se les irán sumando las que se desarrollen en el futuro.

«Poca inversión, excelente servicio a la ciudad, menos molestias y conflictos con otros usuarios de parques», resume Justa, quien entiende que no basta con una sola zona para la ciudad, sino dotarse de muchas y en condiciones, «cuyo tamaño varíe en función de su ubicación y del terreno disponible».

Una visión que dista mucho de lo que 'disfrutan' actualmente. Sólo hay que visitar algunas de las zonas habilitadas para comprobar su estado y sus carencias: solares de tierra y piedra rodeadas de alambre. Ni luz ni agua ni papeleras... Sin sombra, ni bancos ni juegos ni árboles ni césped... por no haber, no hay ni puerta, con lo que los animales se pueden escapar. Diario LA RIOJA comprobaba esta misma semana 'in situ' junto a seis de los casi 140 socios de la asociación las condiciones de los espacios habilitados por el Ayuntamiento de Logroño, llegando a usar un somier como puerta para que los animales no se escapasen una vez sueltos.

Nada que ver con lo que hay en otras ciudades como Zaragoza, Pamplona, Irún, Madrid, Castellón y Villarreal, Denia y El Campello (Alicante), Albal, Catarroja y Torrent (Valencia), Sevilla y Camas, Fuengirola y Marbella (Málaga)... numerosos ejemplos mostrados por la asociación donde a los juegos para perros y a las zonas de entrenamiento se les da una relevancia similar a los parques infantiles.

Más de 700 firmas

La petición de zonas de esparcimiento canino en Logroño a imagen y semejanza que las de éstas y otras localidades vecinas y no vecinas, que se plantea en el informe en un total de tres fases y aprovechando los recursos ya existentes, cuenta incluso con una recogida de firmas a través de la plataforma , que prácticamente sin publicidad supera ya las 700 adhesiones.

Los propietarios insisten en que ello sería positivo para todos. Como dotar a un parque, caso del que se extiende por el Iregua, justo bajo el puente de la LO-20, de una laguna artificial de baño, especialmente para los meses de verano. Aprovechando la canalización existente para el riego de las huertas de Varea, según el colectivo, se podría hacer un desvío para tal fin.