Urquía detalla que la recaudación ejecutiva bajó al 30 % el año pasado

El concejal ha asegurado que 2013 fue económicamente el peor año para las empresas y las familias tras comprobar los datos de gestión recaudatoria del Ayuntamiento de Logroño

EFE LOGROÑO

El concejal socialista de Logroño Vicente Urquía ha detallado este lunes la recaudación ejecutiva llegó al 30 por ciento durante el año pasado, 15 puntos por debajo de la obtenida en 2008 (45,19 %).

Urquía ha asegurado que 2013 fue económicamente el peor año para las empresas y las familias tras comprobar los datos de gestión recaudatoria del Ayuntamiento de Logroño, que "nunca había alcanzado porcentajes tan bajos".

En una nota, ha concretado que "la recaudación ejecutiva ha ido decreciendo debido a los años de crisis y tanto las empresas como las familias no pueden asumir el pago de los impuestos municipales y, quien no puede afrontar el pago voluntario, no tiene recursos para la recaudación ejecutiva".

El dato más preocupante es el obtenido en el impuesto de plusvalías que el Consistorio logroñés sólo ingresa el 78,21 % de lo que reconoce.

Ha recordado que el Ayuntamiento está haciendo frente al pago de este tributo en los casos de ejecuciones hipotecarias, por lo que deja de ingresar la cantidad que asume.

Por ello, ha especificado que es necesario modificar la Ley de Haciendas Locales para que en estos supuestos el impuesto de plusvalías se cobre a las entidades financieras o a los propietarios que se queden con un inmueble embargado.

Urquía ha insistido en que las familias que no pueden pagar los impuestos y tasas municipales de forma voluntaria o ejecutiva tampoco pueden recibir subvenciones de ninguna Administración.

"Es una espiral preocupante porque quienes peor están, no podrán recibir ciertas ayudas administrativas", ha comentado.

El concejal del PSOE ha criticado que el Gobierno municipal del PP no informe de estos datos recaudatorios ni de otros acuerdos de la Junta de Gobierno Local como las bajas que se han producido en las "chiquibecas".

"Un Gobierno local transparente es el que no esconde los datos negativos y dar a conocer de todos los acuerdos que aprueba", ha explicado.

En cuanto a la recaudación voluntaria en 2013, Urquía ha detallado que el Ayuntamiento ingresó 60,3 millones de euros, cantidad superior a 2012 que se llegó a 59,2 millones de euros.

En este aumento ha repercutido la subida de impuestos del Partido Popular, en especial en el IBI, ha asegurado.

"Este tipo de pago voluntario de los tributos municipales sigue obteniendo buenos resultados (93,68 %) gracias al compromiso de los ciudadanos con el pago de los impuestos, pero es el más bajo desde 2008 (94,96 %)", ha especifico.

Sin embargo, en la gestión recaudatoria de forma ejecutiva los ingresos han descendido de manera considerable pasando de 6,2 millones de euros en 2012 a 5,6 millones en 2013.

Por suspensiones de pagos en empresas, el Ayuntamiento de Logroño dejó de ingresar el año pasado 2.489.508 euros, el doble que la cantidad que en 2012.