Cinco kilómetros de solidaridad

Marea rosa. Portales se tiñó de rosa de principio a fin en un multitudinario desfile de mujeres de todas las edades./
Marea rosa. Portales se tiñó de rosa de principio a fin en un multitudinario desfile de mujeres de todas las edades.

La I Carrera de la Mujer reunió a 4.200 participantes y cubrió Logroño del color rosa que simboliza la lucha contra el cáncer

CÉSAR ÁLVAREZ FERNANDO Y ANTONIO DÍAZ

Cuatro mil doscientas mujeres tiñeron ayer Logroño de color rosa. Una tonalidad que simboliza universalmente la lucha contra el cáncer y que en la capital riojana protagonizó la mayor manifestación deportiva popular de la historia de la ciudad.

Desde primera hora de la mañana se veían en las calles de Logroño a mujeres vestidas con la camiseta rosa. Partían de cualquier rincón, pero todas confluían en Muro de Cervantes donde se situó la línea de salida. La imagen resultaba espectacular, y aún lo resultó más cuando se dio el pistoletazo de salida y el grupo se fue estirando en un pelotón homogéneo de cinco kilómetros.

Unas -las menos- fueron corriendo, otras fueron andando y algunas incluso paseando o empujando carritos de niño o sillas de rueda. No era cuestión de tiempo porque la competición ya estaba ganada. La Carrera de la Mujer la ganaron ellas cuando decidieron formalizar su inscripción, apoyar la causa y salir a plantarse con su camiseta rosa frente a una lacra que ataca a todas las familias por igual.

Durante casi una hora estuvieron entrando mujeres a la meta situada delante de la Plaza del Ayuntamiento. Por si les había parecido poco, podían sumarse a una multitudinaria sesión de zumba antes de ver que su esfuerzo se traducía en un cheque de 42.000 euros que tuvo como destino la delegación riojana de la Asociación Española de Lucha contra el Cáncer.