Un zarpazo de invierno... en octubre

1/
1

La ola de frío obligó ayer a activar en La Rioja el dispositivo de vialidad por primera vez en esta campaña | Cinco equipos actuaron en tramos con puertos de montaña de Rioja Alta y Cameros y en Varea los alumnos tuvieron que llevar abrigo en clase hasta que se reparó la calefacción

Pilar Hidalgo
PILAR HIDALGO

La Rioja vivió ayer otra jornada de paraguas, bufanda, guantes y botas de goma por efecto del frente de aire polar ártico que, desde el pasado fin de semana, ha traído un zarpazo adelantado del invierno a este final del mes de octubre.

La capa de nieve y hielo que se acumulaba desde primeras horas en los puertos de la red secundaria motivó que el Gobierno de La Rioja activara ayer, por primera vez en esta campaña, el dispositivo de vialidad invernal. En concreto, cinco equipos se desplegaron por tramos de zonas de montaña de Rioja Alta y los Cameros Nuevo y Viejo para tratar de facilitar el tránsito por los mismos.

A primera hora de esta mañana la situación era algo mejor. Esta mañana se requerían cadenas para cirulcar por los puertos de Montenegro (Viniegra) y Peña Hincada (Ortigosa), pero ambos estan ya limpios. Ha sido necesario movilizar tres equipos de quitanieves, que están moviéndose por las zonas de la Pradilla, Sancho Leza, La Rasa, Montenegro y Peña Hincada.

Las temperaturas

LocalidadMínimaMáxima
Alfaro4,7º7,8º
Arnedo7,8º
Calahorra5,8º8,4º
Haro3,3º8,6º
Logroño4,1º9,7º
Nájera3,9º9,6º
Santa Marina-1,9º1,9º
Torrecilla0,8º5,3º
Urbaña-3,8º-1,8º
Villoslada-1,4º2,1º

La jornada resultó muy fría en toda la región y especialmente gélida en la sierra. Las precipitaciones fueron intensas en Rioja Alta y cayeron en forma de nieve en localidad situadas a cierta altitud de sendos Cameros. Los valores que recogieron las estaciones meteorológicas del Ejecutivo regional testificaron ese desplome del mercurio. La mínima la registró la de Urbaña con -3,8 grados; seguida por las que hay en Moncalvillo (-3,4 grados), Santa Marina (-1,9) y Villoslada (-1,4).

El termómetro bajó hasta los 4,1 grados en Logroño, a 5,8 en Calahorra y 3,3 en Haro. Los alumnos del CEIP Varia, en el barrio logroñés de Varea, comenzaron la mañana sin poderse desprender del abrigo y las bufandas en clase. Según explicaron desde el propio centro, «llevábamos quince días solicitando al Ayuntamiento la calefacción», pero el Consistorio no atendía su demanda. Ayer la temperatura en el interior del colegio no subía de 15 grados, por lo que los escolares mantuvieron sus prendas de abrigo puestas al inicio de la jornada.

«A las 10.15 horas, y después de que algunos padres hayan ido a quejarse al Ayuntamiento y hayamos llamado a Educación, ha venido una técnico a mirar la caldera», indicaron desde la dirección. A partir de ese momento, empezó a caldearse el centro y los niños pudieron colgar sus chamarras.

En las calles, las bajas temperaturas y el fortísimo viento que agudizaba la sensación de frío mantuvo ateridos a muchos riojanos. Logroño se anotó la máxima del día, pero no pasó de 9,7 grados. A 9,6 grados llegaron en Nájera, en 8,6 se quedó Haro, el mercurio escaló a 8,4 grados en Calahorra y Anguiano y a 7,8 en Arnedo y Alfaro.

Optimismo en Valdezcaray

La valoración más positiva de esta ola de frío polar la realizaban desde Valdezcaray. Para su gerente, Gonzalo Morrás, estas nieves tempranas (la estación de esquí acumulaba ayer entre 15 y 30 centímetros repartidos de forma desigual) son «un buen síntoma y un buen indicador», de cara a poder abrir Valdezcaray a finales de noviembre o principios de diciembre.

Hasta entonces, Morrás señaló que no merece la pena fabricar nieve artificial. «Conllevaría un gran gasto energético y no vamos a poder hacer uso de ella», apuntó. Y es que a partir de mañana se prevé un ascenso de las mínimas. «Gran parte de lo que ha caído se irá, por lo que todavía no se va a dar una continuidad» de temperaturas muy frías y nuevas nevadas que posibiliten acumular una gruesa capa para la práctica del esquí.

Por el momento, la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé que hoy el cielo tienda a cubierto con precipitaciones. La cota de nieve subirá de 1.000 a 1.600 metros, las mínimas irán en ligero descenso y las máximas repuntarán. Mañana el cielo continuará cubierto, con riesgo de lluvias débiles en general. La cota de nieve se situará sobre 1.400 o 1.600 metros y las mínimas ascenderán.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos