Un viticultor de 29 años sustituirá a Javier Rubio al frente de ARAG-Asaja

Eduardo Pérez Hoces, candidato, con José Antonio Torrecilla. :: L.R./
Eduardo Pérez Hoces, candidato, con José Antonio Torrecilla. :: L.R.

Eduardo Pérez Hoces, de Arenzana, lidera la única lista electoral, con 367 avales de socios, muy por encima de los 150 requeridos

Alberto Gil
ALBERTO GILLogroño

No habrá finalmente candidatura alternativa, con lo que Eduardo Pérez Hoces, joven viticultor de Arenzana de Arriba, se perfila como inmediato sucesor de Javier Rubio al frente de ARAG-Asaja, la organización agraria más importante de la región. Ayer concluyó el plazo para presentar las listas y, pese a que en algún momento se barajó la posibilidad de que los socios expulsados y pertenecientes a la Asociación para la Defensa de la Viticultura de La Rioja Alta (Avira) pudieran provocar algún movimiento alternativo, únicamente habrá una candidatura, la 'oficial' del sindicato.

Eduardo Pérez, casado con 29 años, se convertirá así en el presidente más joven de la organización agraria en todo el país. Ha estudiado el grado de Enología y vende las uvas de la propiedad vitícola familiar a las cooperativas del Najerilla y de Huércanos, aunque con la intención en el futuro de hacer una bodega para comercializar sus propios vinos. El joven forma parte de la junta directiva del actual presidente, Javier Rubio, y también ha participado en reuniones y encuentros de jóvenes de Asaja a nivel nacional, aunque su juventud y escasa experiencia ha sorprendido a un buen número de afiliados.

Ernesto Sáenz Yustes (Tudelilla) será el nuevo vicepresidente, mientras que la responsabilidad de tesorería recaerá en una mujer: Guadalupe López Fernández (Alfaro). La lista se completa con otras seis personas para el comité ejecutivo y 19 para la junta directiva.

De momento, según confirmó ayer por la tarde el secretario general de ARAG-Asaja, José Antonio Torrecilla, la lista ha conseguido 367 avales, muy por encima de los 150 exigidos como mínimo para poder ser calificada su candidatura: «Va a entrar gente más joven, pero sobre todo están representadas prácticamente todas las actividades agrarias de la región». En este sentido, además de la viticultura por supuesto, habrá representantes sectoriales de vacuno de carne, vacuno de leche, ovino, patata, remolacha, cereales, hortalizas y setas y champiñón, entre otras actividades agrarias.

El próximo viernes

Las elecciones están previstas para el próximo día 30, con un intenso, y polémico, orden del día, ya que, además de la ratificación de la única lista presentada, está prevista la expulsión de los catorce socios de Asaja -entre ellos la del propio exvicepresidente de Javier Rubio, Agustín del Campo- que necesita ser ratificada por asamblea. En este caso, será necesario que al menos el 50% de los votos secunde la decisión tomada por los órganos directivos, independientemente de que los 14 expulsados han recurrido la decisión antes los tribunales al considerar que no se ajusta a lo previsto en los estatutos de la organización.

El plazo para poder ejercer voto en la asamblea -socios compromisarios- concluyó también ayer y, según avanza José Antonio Torrecilla, hay cerca de 400 afiliados del sindicato que se han acreditado. Igualmente, se ha propuesto también otra votación de modificación de estatutos para 'facilitar' a la directiva la toma de medidas drásticas como ésta y también para limitar a un máximo de ocho años los mandatos.

Las elecciones de ARAG-Asaja las convocó la junta directiva el pasado día 5 de noviembre, aunque el envío de cartas informando de la convocatoria fue por correo ordinario, con lo que tardaron varios días en llegar. De hecho, los catorce expulsados denunciaron en una nota que no había tiempo material para proponer otra lista y que temían que el candidato «fuera un hombre de paja para que no se levanten alfombras».

 

Fotos

Vídeos