«Es verdad que Navarra y País Vasco tienen una diferencia sustancial, pero se debe a su régimen foral»

Alberto Galiana, consejero de Educación. :: juan marín/
Alberto Galiana, consejero de Educación. :: juan marín

«Hay que valorar el salario, pero también la carga lectiva y desde ese punto de vista La Rioja ha sido una comunidad pionera», apunta Galiana

C.N. LOGROÑO.

El consejero de Educación, Alberto Galiana, es conocedor de las diferencias salariales entre comunidades dentro del colectivo de docentes que ahora ha evidenciado el último informe de UGT. Si bien es cierto que La Rioja está por encima de la media, también es verdad que las comunidades de Navarra y País Vasco «tienen una diferencia sustancial que se debe fundamentalmente a su régimen foral, que les ha permitido durante muchos años tener diferencias con respecto a las comunidades de régimen común», sostiene.

No obstante, a pesar de que en el 2010 se adoptaron medidas que el consejero tilda de «complicadas», en el 2014 «cuando empezó a ser posible», La Rioja «fue de las primeras, si no la primera» en empezar a abonar los sexenios de los interinos y a devolver parte de la paga extraordinaria del 2012 que se había retenido. En los años siguientes, 2015 y 2016, se consolidaron las devoluciones de la paga extra y los abonos de los sexenios de los interinos «que algunas comunidades están en vías de tramitar».

A diferencia de otras regiones, explicó, La Rioja ha recuperado las horas lectivas porque «hay que valorar el salario, pero también la carga de trabajo y desde ese punto de vista, el acuerdo alcanzado con los sindicatos nos permite ser de las comunidades pioneras en reducir la carga lectiva en Secundaria de 20 a 18 horas en los próximos dos años y esto, el País Vasco todavía no lo tiene cerrado».

Otro asunto sobre el que incidió Galiana y que no recoge el informe de UGT es la carrera profesional y «La Rioja está siendo pionera en este aspecto». El año pasado empezó a abonarse por un importe de 2,8 millones de euros y el objetivo es continuar. De hecho, la Mesa sectorial de educación está trabajando en una normativa específica, pero «lo que nos interesa es no sólo que esas cantidades se consoliden sin más, sino que verdaderamente tenga efecto en el cumplimiento de objetivos personales, pero también esenciales en el sistema educativo de La Rioja». Entre ellos citó el avance del bilingüismo, las tecnologías, la asunción de responsabilidades en materia de tutorías o proyectos de innovación educativa.

Finalmente, el consejero de Educación puso el énfasis en el gasto de personal de función pública docente, sin contar al de la concertada, que el año pasado superó los 147 millones de euros, la previsión para este año es que ronde los 150 millones, mientras que en los años previos a la crisis, en el 2009, cuando se registró el máximo precedente histórico, el gasto fue de 138 millones, lo que significa que «ahora mismo nos encontramos en una situación de niveles de máximo histórico de gasto y eso con un número de alumnos similar e incluso en algunos niveles, un poco inferior».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos