La vendimia de este año ha estado marcada por la lluvia en La Rioja