La vendimia 2018 llegará marcada por las lluvias de primavera y verano