Así afectarán los aranceles de Trump a las exportaciones riojanas

Nave de barricas en una bodega riojana./justo rodríguez
Nave de barricas en una bodega riojana. / justo rodríguez

El 13% de la facturación exterior de las bodegas de Rioja, casi 62 millones de euros, procede de los Estados Unidos

Alberto Gil
ALBERTO GILLogroño

El Gobierno de Estados Unidos anunció ayer que impondrá aranceles a productos importados desde la Unión Europea a partir del próximo 18 de octubre, entre ellos los vinos tranquilos de menos de 14 grados procedentes de España, Francia, Alemania y el Reino Unido, como represalia por la disputa comercial con la UE sobre los subsidios recibidos por la compañía de aviación civil Airbus.

El anuncio se produce tras un fallo de la Organización Mundial del Comercio (OMC), que el miércoles decidió a favor de Washington en una prolongada disputa comercial entre las grandes compañías de aviación Airbus y Boeing. Entre los productos que se verán afectados por los gravámenes figuran, además del vino, el queso fresco, las aceitunas, el aceite de oliva y productos cárnicos del cerdo.

La medida supone un duro golpe para el vino español, y de Rioja, ya que EEUU es un mercado estratégico, pero es que además tiene doble consecuencia: otros importantes productores europeos, como Italia o Portugal, quedan exentos de aranceles con lo que sus vinos ganan en competitividad respecto a los que serán potencialmente castigados con nuevos gravámenes.

EEUU es el tercer mercado exterior para Rioja en volumen y el segundo en valor

La región exportó aceite por valor de 132.000 euros en el 2018 y queso riojano por 6.790

En este sentido, Francia, Alemania, España y el Reino Unido, según la oficina de Comercio Exterior de EEUU, son los «cuatro países responsables de los subsidios ilegales» que concedieron a Airbus para el desarrollo de los aviones A350 y A380 y por eso son los más damnificados en la lista de productos y de aranceles hecha pública ayer, aunque, de momento, sigue siendo provisional.

En el caso del vino de Rioja, EEUU, que es desde hace años objetivo principal de los planes y campañas de promoción, es el tercer mercado de exportación para las bodegas (tras Reino Unido y Alemania), con casi el 10% del total de botellas comercializadas fuera de España, aunque con una importancia aún mayor en cuanto a la facturación. Así, con un precio medio más elevado, supone el 13,5% de los ingresos (casi 62 millones de euros) en el exterior de las bodegas (por delante de Alemania en este caso), con datos interanuales de agosto del 2018 a julio del 2019.

En el conjunto del país, España exportó, en el interanual de julio de 2019, casi 73 millones de litros de vino, por valor de 301,4 millones de euros, a un precio medio de 4,14 euros/litro.

Preocupación

El director general del Consejo Regulador, José Luis Lapuente, no ocultó ayer la «preocupación» por la noticia: «Es una reacción arbitraria e injusta por un conflicto que nada tiene que ver con el vino y, además, supone un ataque selectivo por cuanto son solo cuatro países y, especialmente dos por volumen significativo de exportación, los que afrontan los aranceles». En este sentido, Lapuente considera que «si se confirman los aranceles confiamos en que la Unión Europea tome medidas, no sé si a través de ayudas directas o cuando menos en otro tipo de apoyos para que no haya discriminación en el mismo territorio comunitario».

Lapuente confirma que EEUU es un «mercado estratégico para Rioja por crecimiento vegetativo y también por el aumento del consumo de vino per cápita, por lo que nos queda poco más que 'apretar los dientes' y confiar en la buena relación calidad/precio que tienen nuestros vinos». El asunto se suma a la preocupación por el Brexit y el director general del Consejo Regulador apunta también otro factor que complica las exportaciones: «La ralentización del crecimiento económico es una evidencia y las estimaciones para el futuro del comercio mundial no son nada halagüeñas, con políticas cada vez más proteccionistas».

Aceite y queso, otros productos riojanos también afectados

Nathalie Beaucourt, directora general de Reindustrialización, Innovación e Internacionalización del Gobierno de La Rioja, confirmó ayer que productores de queso y aceite de La Rioja se verán afectados también por los aranceles anunciados por EEUU, aunque su efecto será mucho más limitado que en el sector del vino: «Estamos hablando de 41.000 euros exportados en el caso del aceite de enero a julio y de 13.000 euros en el caso del queso, frente a los 38 millones exportados en vino por las bodegas de La Rioja hasta julio de este año».

Beaucourt señala que también se va a estudiar si los aranceles pudieran afectar a productos cárnicos, aunque hasta ayer no tenía datos: «Estamos preocupados, especialmente por el vino porque supondría un importante encarecimiento de 1,6 euros por litro», explica la directora general. «Hemos hablado con el sector -continúa- y vamos a ver si se puede tomar o impulsar algún tipo de medida o incluso proponer un plan de contingencia si entran en vigor los aranceles». La directora general señala que «el efecto es directo sobre los precios del producto, pero nos preocupa también que no afecte a todos los productores comunitarios, ya que nos deja en una clara situación de desventaja con Italia o Portugal».

La Federación Española del Vino (FEV) reaccionó ayer también reclamando al Gobierno de España y a la Unión Europea que redoblen esfuerzos para alcanzar una solución negociada con EEUU. En este sentido, el director general de la FEV, José Luis Benítez, lamenta que «de nuevo, el vino español sea objeto de represalia en un conflicto comercial internacional en el que no tiene nada que ver». La FEV pide al Gobierno que, mientras se resuelve la situación, estudie «posibles medidas para apoyar a los sectores afectados y compensar los efectos negativos que van a generar los aranceles adicionales».