Transportistas del norte amenazan con cortes en carreteras a mitad de febrero

Un camión circula por la AP-68 en el término municipal de Haro. :: /Sonia Tercero
Un camión circula por la AP-68 en el término municipal de Haro. :: / Sonia Tercero

Organizaciones de la CETM de varias regiones, entre ellas la de La Rioja, rechazan que se les niegue acceder y salir de las autopistas por el peaje más cercano en el sentido de la marcha, como ocurre en la AP-68

Carmen Nevot
CARMEN NEVOTLogroño

Las principales organizaciones empresariales del transporte de mercancías del norte de España, todas ellas pertenecientes a la a la Confederación Española de Transportes de Mercancías (CETM), han decidido, de manera conjunta, mostrar su rotundo rechazo a la negativa de la administración a que los vehículos pesados puedan acceder y abandonar las autopistas de peaje por las salidas más cercanas en el sentido de la marcha en aquellos desvíos obligatorios a las vías de peaje, como así ocurre con la AP-68 en La Rioja.

Se trata de las patronales ASETRAVI (Vizcaya), ANET (Navarra), AETRAC (Cantabria), FETRAZ (Zaragoza), Federación Empresarial de Transportes de Huesca, Asociación Provincial de Transportes de Lleida, FEAT (Tarragona), Agrupación Alavesa de Transporte y CETM La Rioja, que no descartan convocar previsiblemente a medidos de febrero marchas lentas y cortes de carreteras, principalmente en el tramo riojano de la AP-68. La medida se adoptará como muestra de protesta dirigida a la Dirección General de Tráfico al no contemplar la posibilidad de incluir en la resolución de las restricciones al tráfico para este 2019 que los vehículos pesados puedan abandonar las autopistas en las salidas más cercanas a sus destinos teniendo en cuenta el sentido de la marcha.

Desde la puesta en marcha de los desvíos obligatorios a camiones, estos vehículos se han visto obligados a aumentar sus trayectos, en ocasiones hasta un 70%, para recorrer el menor tramo posible por las carreteras restringidas, lo que ha supuesto un incremento en sus costes de alrededor de 480 euros al mes por vehículo, calcula la CETM. Estos rodeos obligan a los transportistas a circular en el sentido contrario a sus destinos, incrementando los itinerarios en hasta 25 kilómetros.

En la actualidad existen dos desvíos obligatorios de camiones; en Tarragona, en la N-340 y en La Rioja, en la N-232. Este último es el más extenso y en el que se registran los principales problemas por este tipo de rodeos.