Una tormenta deja 22,5 litros en una hora en Logroño y derrumba las temperaturas

Un peatón cruza de Muro de la Mata hacia el Espolón en pleno diluvio, ayer tarde. :: Justo Rodríguez

Los bomberos realizaron cinco salidas, cuatro en la capital y otra en Navarrete, para achicar el agua acumulada

R. G. LASTRA LOGROÑO.

Del verano al diluvio en minutos. Una tormenta castigó ayer la capital riojana al descargar en apenas una hora, de 16.15 a 17.15 horas, 22,5 litros por metro cuadrado.

El aviso de la Aemet estaba lanzado y el bochorno previo anunció la inminencia del aguacero. Unas gruesas gotas, muy pocas, a las 16.00 horas, anticiparon la llegada de la tromba. Las temperaturas se desplomaron y los asfixiantes 30,1 grados que lucían en los termómetros a las 15.15 horas se habían derrumbado hasta los 17,0 sesenta minutos después. El viento, suave hasta esa hora, arreció hasta alcanzar los 47,5 kilómetros por hora, lo que hizo inútil cualquier intento de los viandantes por guarecerse bajo paraguas, cornisas y balcones. Entre las 16.15 y las 16.45 el cielo vertió 15,5 litros y en la siguiente media hora, otros 7. Para cuando escampó, la precipitación acumulada ascendía a 25,9, según los datos de la estación meteorológica del Gobierno de La Rioja, lo que provocó los habituales problemas en algunas rotondas y calles de la capital riojana.

Los bomberos de Logroño se vieron obligados a realizar cinco salidas para achicar agua, trabajo que proseguían en varias zonas pasadas las 8 de la tarde. Cuatro de las intervenciones se realizaron en la ciudad -en el entorno del bar de las piscinas del Adarraga, en un garaje de la calle Miguel Delibes, en un asador de la calle Portales y en el depósito de vehículos de la grúa municipal- y la quinta, en Navarrete, por bolsas de agua en la carretera.

Inundaciones y cortes en Haro

La tormenta, aparte de agua y viento, vino acompañada de aparato eléctrico. De hecho, la presunta caída de un rayo provocó un apagón en un inmueble de la calle Irlanda, en Valdegastea, con posibles daños sobre todo en ordenadores, televisores y otros aparatos eléctricos.

La tormenta también pasó por Haro y su comarca, donde la temperatura cayó de los 27,1 grados de las 13.45 horas a los 16 que se registraban a las 16.15. La tromba de agua, viento y granizo anegó el campo de fútbol de El Ferial y provocó cortes de luz en la zona de El Mazo, según informó el Ayuntamiento en una nota. El resto de La Rioja Alta dribló el chaparrón: 1,4 litros en Santo Domingo y 0,1 en Nájera.

Justo Rodriguez

Justo Rodriguez

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos