¿Qué tiempo nos espera esta primavera en La Rioja?

Una imagen de La Rioja en primavera. / Justo Rodriguez

2018 ha sido el décimosegundo año más cálido de España desde el comienzo de la serie en 1965 y del noveno en lo que va de siglo, calentamiento que se prevé que se acentúe

LA RIOJA

La primavera riojana registrará temperaturas por encima de la media y se espera que las precipitaciones estén alrededor de los valores normales para esta época, según ha indicado el delegado territorial de la Agencia de Meteorología en La Rioja, Peio Oria, que ha presentado este jueves, en una rueda informativa, un balance de la estación invernal (diciembre, enero y febrero) y ha adelantado las previsiones para esta primavera.

Ha señalado que, aunque las máximas temperaturas se vayan a elevar durante la primavera, las mínimas se mantendrán estables, alrededor de los cinco grados, e incluso bajarán hasta uno en el caso de mañana, según recoge Efe en un nota.

También ha precisado que, en La Rioja, el trimestre más lluvioso es el de primavera, con abril a la cabeza, y ha puntualizado que, durante esas fechas, se espera que la precipitación normal se mantenga, así como que es «muy importante» para las reservas de agua de cara a los próximos meses.

Balance de 2018

Respecto al balance realizado, ha explicado que 2018 ha sido el décimosegundo año más cálido de España desde el comienzo de la serie en 1965 y del noveno en lo que va de siglo, calentamiento que se prevé que se acentúen.

Ha detallado que, en concreto, en el Aeropuerto de Agoncillo hubo una anomalía de más de 0,5 grados centígrados.

En La Rioja, el pasado año fue húmedo, al igual que en el resto de España, incluso ha revelado que en Agoncillo llovió un 32 por ciento más de lo normal.

En términos generales, ha puntualizado que el mes de diciembre en la comunidad tuvo un comportamiento muy cálido, con un promedio de las anomalías fue de más de 1,4 grados centígrados, con oscilaciones de más de 0,7 en Alfaro y de 1,7 en Logroño-Agoncillo respecto a las normales de ese mes para el periodo de referencia 1981-2010.

En materia de precipitaciones, diciembre tuvo un carácter pluviométrico seco, incluso muy seco en el valle de La Rioja Baja, ha asegurado.

El porcentaje de precipitación promedió un 48 % con respecto a las normales de referencia, con un rango que osciló entre el 15 % en Arnedo y el 81 % en Cenicero.

Enero, en cambio, fue un mes ligeramente cálido, especialmente en los valles de La Rioja Media y Baja; aunque en la sierra de La Rioja Alta fue frío.

El promedio de las anomalías fue de más de 0,1 grados centígrados, con oscilaciones de menos 0,1 en Anguiano-Valvanera y de más 1,1 en Logroño-Agoncillo.

Además ha relatado que tuvo un comportamiento pluviométrico húmedo, aunque fue seco en La Rioja Baja; el porcentaje de precipitación promedió un 132 %, con u rango de oscilación entre el 63 % en Rincón de Soto y el 164 % en el Embalse de Mansilla.

El mes de febrero también fue cálido, con tendencia a muy cálido en La Rioja Alta, y con anomalías medias de más de 1,3 grados centígrados, que oscilan entre valores de más 0,3 en el Embalse de Mansilla y de más 2,8 en Valdezcaray.

Asimismo, ha explicado que tuvo un carácter pluviométrico normal, aunque tuvo tendencia a húmedo en el valle de La Rioja Alta y Media y a seco o muy seco en la sierra y en La Rioja Baja.

El porcentaje de precipitación promedió un 85 %, con un rango que osciló entre el 34 % en Cornago y el 155 % en Cenicero, ha concluido.