La tasa de paro en La Rioja cae por debajo del 10% por primera vez desde el 2008

La tasa de paro en La Rioja cae por debajo del 10% por primera vez desde el 2008

La región cerró septiembre con 14.900 desempleados, 6.900 hombres y el resto mujeres

CARMEN NEVOT LOGROÑO.

Por primera vez desde el 2008, la tasa de paro ha caído en La Rioja por debajo de la barrera psicológica del 10%, al descontar 1.600 parados de la lista de desempleados en el tercer trimestre del año. Así lo revelan los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) difundidos ayer por el Instituto Nacional de Estadística. En relación con el mismo periodo de tiempo del 2017, el paro disminuyó en 4.300 trabajadores (22,21%).

En concreto, la tasa de paro se situó en el 9,6%, un porcentaje muy similar al que arrojó el último trimestre del 2008. A partir de ahí, coincidiendo con la crisis económica, el número de desempleados creció exponencialmente y en el 2012 tocó techo. El paro entonces afectó al 22,8% de la población riojana.

En cuanto al número de ocupados, la encuesta del INE recoge que se registró un aumentó de 7.800 trabajadores, el 5,85% más que los que había a cierre de junio. De los 140.300 ocupados, 76.000 son hombres y 64.300 son mujeres, lo que representan tasas de actividad del 59,58 %, 64,85 % y 54,50 %, respectivamente.

En España, el número de desempleados bajó en 164.100 personas y el paro afecta a 3.326.000 personas

En el caso de los 14.900 desempleados, 6.900 son hombres y 8.000 son mujeres. El paro sigue afectando más a este último colectivo, en concreto al 11,11%, frente a la tasa del 8,28% entre los hombres.

De acuerdo con la misma encuesta, en La Rioja hay 155.200 activos, lo que supone un aumento de 600, el 0,36 % más respecto al trimestre anterior y 3.500 más que doce meses atrás. En términos relativos, La Rioja registró un aumento trimestral del empleo del 1,58 %, superior a la media nacional del 0,95 %; y la variación anual riojana se fijó en el 5,85%, también superior a la media de España del 2,51 %, lo que situó a la comunidad riojana en la tercera región con un mayor aumento anual del empleo.

En el ámbito nacional, el número de ocupados aumentó en 183.900 personas y se situó en 19.528.000. 49.700 personas empezaron a trabajar en el sector público y 134.200 en el privado. Por comunidades autónomas, los mayores incrementos de empleo se contabilizaron en Islas Baleares, Cataluña, Canarias y Castilla-La Mancha.

El número de parados en el conjunto del país bajó en 164.100 personas, el 4,70 %; y se fijó en 3.326.000, con un tasa del paro del 14,55 %. Las mayores bajadas trimestrales del paro se registraron en Cataluña, Islas Baleares y Castilla-La Mancha.

De la precariedad al optimismo

Las reacciones a los datos de la EPA oscilaron ayer entre el optimismo y las criticas a la precariedad laboral. El Gobierno riojano destacó la caída de la tasa por debajo del 10% que ha descendido por cuarto trimestre consecutivo, situando a esta región como la cuarta comunidad con menor tasa de desempleo, 5 puntos inferior a la media nacional (14,5 %). Así lo subrayó la directora general de Empleo, Cristina Salinas, en una rueda de prensa convocada para analizar los datos de la encuesta.

La Federación de Empresas de La Rioja (FER) pedía en un comunicado que los datos positivos se acompañen con apoyo a empresas y autónomos para favorecer su actividad, eliminar burocracia y facilitar la financiación de las inversiones.

CCOO lamentaba que la situación continuara marcada por la precariedad laboral y UGT ponía el acento en que si bien mejoran los datos de empleo, estos se mantienen lejos de la situación anterior a la crisis. Por su parte, USO señalaba que los datos de la EPA muestran que la desaceleración de la economía empieza a repercutir en el empleo antes de haberse recuperado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos