Un 'suple' de vinos, bodegas y mucho más

El enoturismo, una actividad que ha pasado a ser clave en las cuentas de las bodegas, centra el trabajo editorial este añoEl domingo, gratis con Diario LA RIOJA, el suplemento del vino de Rioja más esperado del año

L.R.

logroño. Después de más de dos décadas de acudir puntual a su cita de cada año, justo después de la vendimia, no es exagerado ni presuntuoso afirmar que el suplemento de vinos de Rioja que edita Diario LA RIOJA pasa por ser el más esperado de los de su género. A la prueba de la aceptación de los lectores y de las críticas recibidas puede remitirse sin temor un trabajo que en cada ocasión aborda desde una óptica diferente una misma realidad: el vino de Rioja. En esta ocasión, el ejemplar que el domingo puede conseguir el lector gratis junto al ejemplar de su periódico, ataca el enoturismo, una incipiente oportunidad de negocio y fuente generadora de empleo que hasta hace no muchos años estuvo relegada a un segundo plano en esta tierra y que ahora empieza a andar con paso firme y, sobre todo, con la perspectiva de crear muchas nuevas oportunidades.

Señala José Antonio del Río en el artículo de presentación del suplemento: «El enoturismo ha venido para quedarse como actividad socioeconómica con peso en el PIB riojano. Aunque para ello quede camino por recorrer. Un itinerario que empieza por empezar a interpretar que el enoturismo no es sólo vino y no son sólo bodegas. El enoturismo es mucho más porque el enoturista quiere mucho más». Porque el enoturismo es vino, son bodegas «y luego está lo demás», se recoge en el mismo artículo. Y lo demás es el paisaje y la naturaleza, es cultura y patrimonio histórico común, son los pueblos riojanos, sus tradiciones y sus fiestas, son hoteles singulares y la excelente gastronomía regional.

También Alberto Gil aborda la trascedencia que el enoturismo puede tener para la región: «Lejos quedan los tiempos, aunque no sean tan lejanos, en los que era casi imposible visitar una bodega de Rioja en fin de semana. El enoturismo forma ya parte de los balances económicos de las bodegas». Y habla de los cimientos de los hoteles, casas rurales, restaurantes que se están sumando al fenómeno. «En la actualidad, doscientas bodegas de Rioja ofrecen ya servicios de turismo, cuando hace quince años se contaban con los dedos de la mano».

El suplemento, elaborado por la Redacción del Diario, repasa al detalle la actividad enoturística que ofrecen las bodegas de Rioja, grandes y pequeñas. Viaja por las zonas vitivinícolas y se detiene en sus aspectos más singulares, sus activos para llamar la atención del turista. La entrevista con Santiago Vivanco, uno de los precursores del enoturismo en la región con el Museo de la Cultura del Vino que preside cierra las páginas dedicadas al turismo del vino.

La cata de los primeros vinos de viñedo singular que saldrán al mercado y los platos elaborados por cuatro mitos de la cocina española para otros tantos vinos de Rioja también míticos completan la oferta editorial que el domingo espera al lector, gratis junto a su ejemplar de LA RIOJA, en los kioscos.

 

Fotos

Vídeos