Ladrones con mala memoria

Dos menores logroñeses en Burgos que fueron sorprendidos robando ropa en una tienda alegan a los agentes que sufren alzheimer para evitar su identificación

Luis J. Ruiz
LUIS J. RUIZLogroño

Cuando la policía te sorprende robando ropa en una de las vías más céntricas de Burgos, cualquier excusa es buena. Por ejemplo, la que alegaron dos jóvenes, menores de edad, de Logroño al ser detenidos por agentes municipales el pasado martes. Realmente los que robaban eran tres, pero uno de ellos consiguió darse a la fuga. Los dos a los que su carrera por el callejero burgalés no les sirvió de nada, les explicaron a los agentes que no les podía explicar nada, que sufrían alzehimer.

No les sirvió de nada. Las pesquisas policiales lograron identificar a sus padres y comprobar que habían denunciado su desaparición. Desde la Jefatura Superior de Policía de la capital riojana explican que, en la actualidad, no constan desapariciones de menores en la capital al tiempo que recordaban que, en muchas ocasiones, este tipo de incidentes están relacionados con fugas en fin de semana o de algún centro de menores.

Una vez localizados los progenitores de los detenidos, se trasladaron hasta Burgos para hacerse cargo de ellos