Identificado un grupo criminal que robaba móviles en La Rioja con la distracción como 'modus operandi'

Imágenes captadas por las cámaras. /C.N.P.
Imágenes captadas por las cámaras. / C.N.P.

Los tres delincuentes se habrían apoderado de un botín de veintidós teléfonos móviles de alta gama, valorados en más de 7.000 euros

LA RIOJALogroño

La Policía Nacional ha logrado identificar a un grupo criminal formado por tres personas, dos hombres y una mujer, especializado en la sustracción de terminales móviles mediante un novedoso modo de actuar, consiguiendo distraer la atención de los responsables de los establecimientos para ejecutar sus planes.

Las investigaciones se iniciaron a mediados del mes de mayo cuando, en la Jefatura Superior de Policía de La Rioja, se tramitaron varias denuncias por la sustracción de teléfonos móviles, en establecimientos comerciales de nuestra capital, utilizando un peculiar «modus operandi».

Los autores, una vez controlaban el establecimiento que iban a asaltar, accedían a su interior dos miembros del grupo, un hombre y una mujer, generalmente a la hora de cierre, para «pillar» cansado al empleado y que su grado de atención fuera menor, mientras que en las inmediaciones aguarda un tercero, el más joven, con una mochila destinada al transporte de los objetos robados.

Seguidamente, la pareja estresaba al dependiente con un montón de preguntas sobre terminales y contratos, simulando la compra de uno de ellos. La mujer al sacar su documentación de la cartera para materializar el contrato, dejaba caer un montón de monedas por el suelo de la tienda. El empleado, en su afán por ayudar a recoger las monedas al acompañante y acabar pronto para poder cerrar, descuidaba la vigilancia del establecimiento, momento que era aprovechado por el joven del exterior, para introducirse rápidamente en el almacén y sustraer la mayor cantidad de móviles que pudiera albergar su mochila, emprendiendo la huida todos juntos.

Esta especialización delictiva es propia de bandas itinerantes, que tratan de apoderarse de artículos fácilmente transportables, cometiendo varios hechos en una misma ciudad y en un corto espacio de tiempo, para cambiar rápidamente de comunidad y no ser identificados o detenidos por la policía.

La Policía destaca que, un día antes de cometer las sustracciones, habían alquilado un coche para un periodo de una semana en la Estación de Sants en Barcelona.

Un botín de más de 7.000 euros

De este modo, se habrían logrado apoderar de un botín de veintidós teléfonos móviles de alta gama y de las principales marcas del mercado, valorados en más de 7.000€.

Los delincuentes identificados son tres, dos hombres y una mujer, con edades comprendidas entre los 20 y 44 años de edad, de origen sudamericano y residentes en la comunidad catalana, con numerosos antecedentes por delitos contra el patrimonio. Utilizaban varias identidades con la finalidad de entorpecer la labor policial de identificación, localización y posterior detención, los cuales cuentan con varias «buscas y capturas» tanto judiciales como policiales en todo el territorio nacional, que lograron darse a la fuga una a vez detectada la vigilancia policial sobre los mismos.

Las actuaciones han sido llevadas a cabo por la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) de la Brigada Provincial de Policía Judicial de esta Jefatura Superior de La Rioja. Se continúan con las investigaciones tendentes a la posible localización y detención, en todo el territorio nacional, del grupo, así como su posible relación o autoría en otros hechos delictivos similares.