Cae una banda que atracaba a ancianos en La Rioja

Cae una banda que atracaba a ancianos en La Rioja

El grupo estaba formado por cinco individuos, cuatro varones y una mujer, de entre 24 y 48 años de edad, originarios de los países del este, con numerosos antecedentes

LA RIOJALogroño

La Policía Nacional ha logrado identificar a un grupo criminal itinerante formado por cinco personas, cuatro hombres y una mujer, originarios de los países del este, especializado en la comisión robos con violencia y hurtos a personas ancianas, principalmente octogenarias, a las que sustraían diferentes cantidades de dinero y otros efectos, en las proximidades de su entidad bancaria o en el interior del portal de su domicilio, una vez habían extraído dinero en metálico, aprovechando que se encontraban solas y sin testigos presenciales cercanos a estos lugares.

Las investigaciones se iniciaron a finales del año pasado al ser detectado un aumento inusual de delitos consistentes en sustraer dinero a personas de avanzada edad que, previamente, habían retirado efectivo de una sucursal bancaria. Este tipo de actividades suele ser ejecutado por bandas o grupos criminales itinerantes, que aprovechan la dificultad cognitiva de sus víctimas a la hora del esclarecimiento de los hechos, ya que muchas veces estas personas ni se percatan de que les ha sustraído sus pertenencias o dinero.

Hurtos con gran destreza y especialización

Todos los hechos guardaban unas características o 'modus operandi' similar, ejecutado con una gran destreza. Los delincuentes elegían el horario matinal en una zona urbana (a ser posible en el centro de la ciudad) cercana a una entidad bancaria y fijaban su objetivo en un tipo determinado de víctimas, casi siempre personas mayores, de edad octogenaria.

Una vez seleccionado el objetivo, un componente del grupo bien vestido seguía a esta persona hasta la entidad, comprobaba que efectuaba un reintegro y observaba dónde se guardaba el dinero, mientras simulaba esperar a alguien o estar a la cola. A continuación, avisaba por teléfono o con una seña al resto del grupo y se iniciaba en ese momento el seguimiento por parte de otras dos personas, a ser posible un hombre y una mujer, que esperanban el momento más adecuado para aproximarse a la víctima.

Preferían generalmente que el encuentro se produjera en la vía pública o en el portal de su domicilio y preferiblemente en el ascensor del inmueble, y entonces, mientras que uno entretenía a la víctima, otro le abría el bolso o practicaba un 'chino' para sustraerle el dinero y los objetos de valor. En muchas ocasiones, las propias víctimas ni se percataban del hurto y, en otras, se sentían amenazadas por la presencia y corpulencia de los autores, por lo que les entregaban la cantidad que acababan de retirar.

Varios momentos de la investigación, con los presuntos responsables vigilados. / C.N.P.

Identificación

El grupo estaba formado por cinco individuos, cuatro varones y una mujer, de edades comprendidas entre los 24 y los 48 años de edad, originarios de los países del este, con numerosos antecedentes y varias reclamaciones judiciales de busca y captura vigentes. Aunque residían fuera de La Rioja, estuvieron alojados temporalmente en un piso de Logroño, mientras perpetraban sus actividades delictivas.

Los presuntos responsables fueron identificados gracias al intento de cobro, por parte de dos de ellos, de unos boletos de lotería denunciados como sustraídos con anterioridad. Sin embargo, por el momento, las gestiones tendentes a su localización para materializar su detención han sido infructuosas. Aunque se les ha podido imputar siete hechos delictivos, se continúan con las investigaciones que posibiliten la detención de los autores de estos hechos delictivos.

La gravedad de los hechos investigados es significativa, tanto por la experiencia traumática vivida, como el perjuicio económico que genera en las víctimas, pues la suma de lo sustraído supera los 3.500 euros.

Las actuaciones se enmarcan dentro del 'Plan Mayor Seguridad' de la Secretaría de Estado y desarrollado por la Dirección General de la Policía, encaminado a la protección y mejora de la seguridad de nuestros mayores, para evitar que puedan ser víctimas, debido a su vulnerabilidad, de estos hechos delictivos.