La Guardia civil 'aprieta' en discotecas y zonas de botellón identificando a 1.300 personas

En total 38 personas han sido denunciadas por tenencia de drogas y 13 por conducir bajo los efectos del alcohol, en una operación en la que se han intervenido armas bancas y una pistola

LA RIOJALogroño

Fue un marzo intenso para la Guardia Civil de La Rioja. Y nocturno: durante los últimos días del mes, la presencia de los agentes de verde ha sido un continuo en discotecas, pubs y zonas de botellón a lo largo de toda La Rioja.

El objetivo era luchar contra el tráfico minorista de droga en esas zonas de diversión, así como las vías de comunicación entre ellas. El operativo fue importante: agentes de seguridad ciudadana, de Tráfico, y agentes con perros especializados actuaron en Arnedo, Calahorra, Haro, Nájera y Santo Domingo.

Buscaban droga ( y la encontraron, así como armas blancas e incluso una pistola) pero también obligar al cumplimiento del normativa en los locales en cuanto a permisos, aforos, medidas de seguridad, admisión de menores y horarios de cierre.

Los números de la operación son muy poco comunes por estos lares:

- 1.200 personas identificadas en discotecas, bares, pub, parques, descampados y vías de comunicación.

- Drogas y armas intervenidas: pequeñas cantidades de heroína, speed, éxtasis, hachís y marihuana, tres armas blancas y una pistola de CO2 del calibre 4.5mm. Lo más curioso: una de las navajas intervenidas se localizó oculta en el moño de una joven, que dijo que la llevaba para defenderse.

- Infracciones: 51 personas denunciadas. 38 de ellas lo fueron por tenencia y consumo de droga en vía pública y lugares de ocio, 11 por conducir bajo los efectos del alcohol y 2 bajo los efectos de diferentes sustancias estupefacientes.