Cae la banda que robó en negocios de 28 pueblos riojanos

G.C.

La Guardia Civil atribuye al grupo de ladrones una larga serie de delitos en Albelda, Briones, Fuenmayor, Huércanos, Nalda, Murillo, Navarrete, Rodezno, San Vicente, Viguera y Villamediana

Luis J. Ruiz
LUIS J. RUIZLogroño

Su cuartel general estaba en Cataluña. Allí, en Barcelona, contaban con su particular guarida: un piso franco en el que descansaban entre robo y robo y en el que acumulaban los efectos sustraídos. Tras casi medio año de investigaciones, los agentes de la Guardia Civil de La Rioja localizaron la ubicación de la vivienda, se desplazaron hasta allí y desarticularon a la banda organizada que ha tenido en vilo a buena parte de los negocios de La Rioja Alta.

Eran cuatro hombres, de entre 25 y 35 años de edad y naturales de Moldavia y Rumania. Trabajaban de madrugada y se habían especializado en reventar máquinas tragaperras, de tabaco y registradoras para hacerse con su recaudación. Así visitaron buena parte de la región y robaron, al menos, en veinticinco bares, un almacén, una farmacia y una residencia de ancianos ubicados en Albelda, Briones, Fuenmayor, Huércanos, Nalda, Murillo, Navarrete, Rodezno, San Vicente, Viguera y Villamediana. La factura que dejaron no es desdeñable: 77.000 euros entre el dinero sustraído y los destrozos provocados.

Sus forma de actuar siempre seguía el mismo patrón. El primer paso era analizar la ubicación del establecimiento en cuestión y conocer su entorno, para, tras un minucioso estudio, verificar las vías de escape que utilizarían tras el asalto. Completado el trabajo exterior accedían al interior. Su primera visita no despertaba sospecha alguna: era un grupo más de clientes que entraba a tomar una consumición o a comparar algún producto. Pero las grabaciones obtenidas por la Guardia Civil aclaran su verdadera intención: en ellas aparecen estudiando todas las medidas de seguridad con que contaban los locales. Sobre todo el sistema de cerradura y la ubicación de las cámaras de vídeo vigilancia, detectores volumétricos, etc.

Las cámaras captaron los robos en varios establecimientos. / G.C.

Alarma inhabilitada

Con una radiografía nítida del establecimiento, elegían el día y la hora, de madrugada, para ejecutar el golpe con la mayor rapidez posible: rompían la verja y la puerta de entrada del negocio en cuestión mediante el uso de mazas o palancas y accedían al interior del local con los rostros cubiertos con capuchas para dificultar su identificación. Las alarmas no detectaban su presencia: las habían conseguido inhabilitar. Sin más urgencia que su posible detección por algún vecino de la zona, forzaban las máquinas tragaperras, las dispensadoras de tabaco y las cajas registradoras, cogían los cajetines de la recaudación y emprendían la fuga en dirección hacia su piso franco de Barcelona.

LOS DETALLES

Los detenidos
Grupo criminal
Estaba formado por cuatro jóvenes, de entre 25 y 35 años, naturales de Moldavia y Rumania. Todos tienen antecedentes policiales por hechos similares.
Piso franco
Después de los golpes que asestaban en diferentes zonas del país se refugiaban en una vivienda en Barcelona, donde fueron detenidos.
Los hechos
Dónde
Se les imputan asaltos en Albelda de Iregua, Briones, Fuenmayor, Huércanos, Nalda, Murillo de Río Leza, Navarrete, Rodezno, San Vicente de la Sonsierra, Viguera y Villamediana de Iregua contra 25 bares, un almacén, una farmacia y una residencia de ancianos.
Botín y daños
La Guardia Civil estima que el dinero sustraído y los desperfectos causados durante los atracos supera los 77.000 euros.
Otros robos
La Guardia Civil ha puesto a disposición del resto de cuerpos de seguridad del Estado la información obtenida. Dado su carácter itinerante, estiman que podrían ser responsables de robos similares en otras comunidades autónomas.
La detención
Investigación:
Comenzó el pasado mes de enero después de recibir varias denuncias de los responsables de diferentes establecimientos comerciales de La Rioja Alta.
Detención:
Los agentes, tras analizar las cámaras de seguridad, determinaron que los tres detenidos formaban parte de un grupo criminal radicado en Barcelona. En la ciudad condal tenían un piso franco en el que se refugiaban tras los sucesivos golpes y donde guardaban los efectos sustraídos
Situación judicial
Tres de los detenidos, tras pasar a disposición judicial, quedaron en libertad con cargos. El tercero de ellos, considerado el jefe del grupo, ingresó en un centro penitenciario.

A partir de los datos obtenidos en los escenarios de los robos, el equipo de delitos contra el patrimonio de la Guardia Civil en La Rioja trazó un primer perfil de los posibles responsables para concluir que se trataba de un grupo criminal itinerante de delincuencia común compuesto por varios varones jóvenes y ágiles. El análisis de las diferentes cámaras de seguridad de los comercios afectados permitió su completa identificación y detención.

Más allá de esos 28 robos, en la Guardia Civil sospechan que, dada su gran actividad y movilidad del grupo, podrían estar relacionados con otros robos cometidos bajo el mismo patrón en más comunidades autónomas, por lo que las diligencias han sido puestas a disposición de otros cuerpos policiales.