Un joven de 30 años muere en accidente laboral en el concesionario Riauto

Riauto, el concesionario donde ha fallecido un hombre este martes./Miguel Herreros
Riauto, el concesionario donde ha fallecido un hombre este martes. / Miguel Herreros

El fallecido recibió un fuerte golpe en la cabeza al caerse una puerta metálica de un pabellón en la empresa logroñesa de venta de automóviles

Javier Ezquerro
JAVIER EZQUERROLogroño

Un joven de 30 años perdió la vida este martes poco antes de que finalizase la jornada laboral en su centro de trabajo, el concesionario Riauto, situado en la calle Circunde del polígono La Portalada, en Logroño. El trabajador, que es vecino de la capital y cuyo nombre responde a las iniciales E.M., falleció prácticamente en el acto al recibir un fuerte impacto en la cabeza al caerse una puerta metálica de uno de los pabellones de las instalaciones, según coincidieron en señalar fuentes de toda confianza consultadas por Diario LARIOJA.

El trágico suceso ocurrió poco antes de las 19 horas, cuando los empleados finalizaban ya su jornada de trabajo en el concesionario. Nada más percatarse de lo ocurrido, varios compañeros acudieron al lugar donde yacía su compañero e intentaron reanimarle sin resultado. Avisados también del suceso, acudieron al lugar efectivos de emergencias que tampoco pudieron hacer ya nada por salvar la vida del trabajador. Finalmente, y tras autorizar la autoridad el levantamiento del cadáver, un vehículo de la funeraria se llevó el cuerpo del joven.

Las fuentes consultadas expresaron también su consternación por lo ocurrido y apuntaron «el tremendo golpe» que ha recibido la plantilla. A las 21 horas, según pudo comprobar este periódico, todavía había un grupo de unas diez personas en el exterior de la empresa, compañeros del fallecido, cuyos rostros reflejaban su desánimo y pesadumbre por el luctuoso suceso.

La de este martes es la tercera víctima mortal en accidente laboral ocurrida este año en La Rioja: en enero perdió la vida un vecino de Sevilla cuando descargaba una máquina en Rincón de Soto y en marzo falleció un empleado en una cámara de un almacén de fruta en Murillo de Río Leza.