Detenidos dos hombres por robar móviles en centros comerciales

Detenidos dos hombres por robar móviles en centros comerciales

La Policía les intervino tres teléfonos móviles valorados en más de 2.000 euros, diversa herramienta con la que cometían los hurtos, 335 euros en metálico y 1 gramo de marihuana

LA RIOJA

La Policía Nacional detuvo el pasado sábado a dos individuos de 31 y 60 años, especializados en el hurto de teléfonos móviles de alta gama, en establecimientos de telefonía de centros comerciales de Logroño. Los detenidos proceden de los países del este, no están domiciliados en La Rioja y cuentan con numerosos antecedentes policiales.

Los dos hombres, que fueron detenidos gracias al dispositivo que estableció la Policiía el sábado 27, dentro del Plan Nacional de Prevención de Hurtos en Zonas Comerciales, robaban los móviles en tiendas de centros comerciales de Logroño tras bloquear su alarma.

En el dispositivo que se dispuso, agentes de paisano detectaron en las inmediaciones del Centro Comercial Berceo un vehículo sospechoso con dos individuos dentro. Al salir al exterior se percataron de que los sospechosos maniobraban con un alicate una pieza larga y metálica que ocultaron entre sus ropas antes de entrar al centro comercial. Posteriormente, los agentes los siguieron el Centro Comercial Parque Rioja, donde repitieron la misma operación, según detalla la Policía Nacional en una nota.

Modus operandi

El 'modus operandi' consistía en acceder a una tienda de telefonía del centro comercial que estuviese muy concurrida, seleccionar un móvil del escaparate que estuviera accesible y retirado de la vista de los dependientes y, mientras uno de los individuos utilizaba la pieza metálica para desbloquear su sistema de alarma, el otro, vigilaba desde fuera de la tienda.

En caso de que fueran detectados, desistían y abandonaban el local. Incluso en algunas ocasiones, directamente eran expulsados por los propios empleados de la tienda, ante la sospecha de que pudieran intentar robar alguno de los móviles.

Los que sustraían eran depositados rápidamente en el interior del vehículo, para evitar ser detenidos con ellos encima.

Móviles y herramienta intervenidos

Tras la detención, fueron intervenidos tres teléfonos móviles valorados en más de 2000€, diversa herramienta con la que cometían los hurtos, 335 euros en metálico y 1 gramo de marihuana.

Los detenidos fueron puestos a disposición de la autoridad judicial junto con las diligencias policiales.

Las investigaciones y el dispostivo desarrollado han sido llevados a cabo por la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) de la Brigada Provincial de Policía Judicial, dentro del Plan Nacional para la Prevención de Hurtos en estableciemientos Comerciales de la ciudad, así como parte del Plan para la Prevencion e Investigacion de la Delincuencia Itinerante.