Dos detenidos por estafar 40.350 euros a un anciano con una colección de libros

Los acusados formaban parte de un grupo criminal que emplea tácticas de venta de libros a domicilio cercanas a la coacción

LA RIOJALogroño

Efectivos de la Guardia Civil en La Rioja pertenecientes al Área de Investigación de Haro han procedido a la detención de dos personas como presuntas autoras de un delito de estafa continuado y otro de falsedad documental. Según informa el cuerpo armado en una nota, los implicados en estos hechos son dos varones de 51 y 57 años, naturales de Bilbao y Baracaldo.

Asimismo, el instituto armado ha informado de que a estas personas les consta historial delictivo por hechos de similares características y son los administradores únicos de tres empresas dedicadas al comercio al por menor de libros, periódicos, artículos de papelería y escritorio y artículos de dibujo y bellas artes, con sede social en la Comunidad Autónoma Vasca.

La Guardia Civil informa de que los investigadores sospecharon que estos individuos formaban parte de un grupo criminal que empleaba tácticas de venta agresivas y cercanas a la coacción. El sistema pretendía que sus víctimas principalmente octogenarias y de naturaleza vulnerable firmaran contratos para la adquisición de colecciones de libros, sin informarles previamente de que lo firmado estaba ligado a entidades de crédito que les comprometían a realizar a pagos mensuales abusivos que pueden prolongarse durante varios años.

En el caso de los detenidos, ambos conocían a la víctima por una relación comercial anterior y al enterarse de que había sufrido un accidente cerebrovascular y de que su estado de salud era muy vulnerable, procedieron a utilizar sus datos personales de manera fraudulenta para falsificar tres contratos de compra-venta de libros, con los que llegaron a obtener un beneficio económico de 40.350 euros.

Desarrollo de la operación Códice'

La operación se inició en mayo, a raíz de la denuncia formulada por un familiar de la víctima, que había fallecido en el mes de abril de 2018. En la declaración, este familiar manifestaba que al ir a pagar el entierro del finado se percató de que en la cuenta bancaria del mismo figuraban numerosos cargos sospechosos, por la adquisición de colecciones de libros de lujo que nunca pudo llegar a realizar su familiar debido a su delicado estado de salud, aportando diversa documentación bancaria para su estudio.

Durante los más de seis meses que ha durado la investigación los agentes han analizado la documentación aportada por la víctima y la solicitada a bancos y empresas implicadas en los hechos. De la misma se desprende que los presuntos autores de estos hechos conocían a la víctima por una relación anterior datada en el año 2013, al haber adquirido varias colecciones de libros por las que llegó a pagar más de 7.000 €. Estas colecciones que han sido aportadas por la familia no valen lo pagado por ellas.

Los contratos aportados por los detenidos son de dudosa veracidad al carecer de datos fundamentales. Estos contratos no pudieron ser firmados por la víctima dado que desde el año 2016 y hasta su fallecimiento en 2018 se encontraba ingresada en una residencia, convaleciente y en estado vulnerable a consecuencia de sufrir un ictus.

Uno de los libros implicados.
Uno de los libros implicados. / G.C.

Presuntamente los detenidos se enteraron del delicado estado de salud de la víctima, por lo que procedieron a utilizar sus datos personales para falsificar los contratos. Así, le pasaron el primer recibo de cobro a su banco al mes y medio de haber sufrido el ictus, prolongándose los mismos hasta el día de su fallecimiento hasta emitir 28 recibos fraudulentos por un valor de 40.350 euros.

La pasada semana los investigadores procedieron en la localidad de Haro (La Rioja) y en la de Castro Urdiales (Cantabria) a la localización y detención de los implicados en estos hechos. Las actuaciones han sido puestas a disposición de la autoridad judicial.

Recomendaciones de la Guardia Civil

Por otro lado, desde la Oficina Periférica de Comunicación de la Guardia Civil, se ha alertado y recomendado que aunque la venta de libros a domicilio es una actividad realizada de forma legal por muchas empresas del sector, hay comerciales que utilizan el engaño u otras formas de actuación fraudulentas, por lo que se tiene que tener cuidado a la hora de comprar colecciones de libros mediante este método. Y añade que «si lo ofertado no le termina de convencer no firme, pida una segunda opinión a un familiar o amigo».

Por eso, indican que «ante cualquier sospecha, no dude en llamar al teléfono 062 de la Guardia Civil cuanto antes, tratando de dar toda la información posible respecto al suceso».

 

Fotos

Vídeos