Detenido un conductor drogado y sin carné, que huyó en un coche robado y provocó un accidente

Tras ser detenido, el joven (de 18 años) acabó en el hospital porque sufría paranoia y alucinaciones

LA RIOJALogroño

Le dieron el alto en La Rioja Baja, pero no hizo caso. Los agentes del puesto de Calahorra vieron como el conductor de una furgoneta amarilla adelantaba de forma ilegal, así que empezaron a perseguirle. Los agentes le ordenaron que se detuviera (con luces y señales acústicas) pero él, lo dicho, no hizo caso.

Así, sobre las 10:30 del domingo 28 de octubre, comenzó una loca huida por la nacional 232, que puso en peligro no sólo al mismo conductor sino a los vehículos que se cruzaba. Varios coches tuvieron que salirse de la vía para evitar una colisión frontal contra la furgoneta, que circulaba a gran velocidad y en un zig-zag constante.

Finalmente, llegando al kilómetro 361,5, tras un adelantamiento prohibido, el conductor huido acabó chocando lateralmente contra otro vehículo, aunque afortunadamente nadie resultó herido. Unos metros más tarde, se salió de la carretera bruscamente por un camino de tierra, cercano al kilómetro 364 de la nacional, por el que continuó a gran velocidad.

Guardia Civil

Finalmente, el conductor perdió el control y se salió de la vía por el lado izquierdo, para acabar colisionando contra un talud.

Ahí no terminó la huida, porque el joven conductor (luego se supo que tenía 18 años) salió corriendo, y hubo que perseguirlo durante varios kilómetros por una zona de monte bajo y viñedos, hasta que finalmente fue detenido.

Drogado, robado, sin carnet

La sorpresa fue mayor cuando los agentes supieron que el joven no sólo no tenía carné de conducir, sino que había robado la furgoneta que conducía en Alfaro. Y además estaba claramente drogado: dio positivo en cannabis, anfetaminas y metanfetaminas. Además, progresivamente iba presentando un mayor grado de nerviosismo y excitación, mostrándose paranoico y empezando a mostrar que veía alucinaciones.

Así que el joven tuvo que ser trasladado en ambulancia al San Pedro, porque su estado era tal que no se le pudo detener en ese momento. De hecho, desde que fue hospitalizado hasta el viernes 2 de noviembre no se le pudo notificar los delitos que se le adjudicaban: tres delitos contra la seguridad vial por conducir sin permiso de conducción, de forma temeraria con manifiesto desprecio por la vida de los demás y bajo los efectos de las drogas

El joven era vecino de Alagón (Zaragoza), y de nacionalidad española.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos