Detenido un grupo de jóvenes que robaba vehículos en Calahorra, se divertía con ellos y los quemaba

Detenido un grupo de jóvenes que robaba vehículos en Calahorra, se divertía con ellos y los quemaba

Actuaban en el casco urbano, elegían coches con más de diez años de antigüedad, sobre todo de las marcas Ford, Opel y Seat

Carmen Nevot
CARMEN NEVOTLogroño

Robaban vehículos en el casco urbano de Calahorra, los utilizaban para su diversión y, una vez que se aburrían, los abandonaban con importantes desperfectos en el casco antiguo, fincas agrícolas y caminos rurales o los convertían en pasto de las llamas. La Guardia Civil, en colaboración con la Policía Local, ha desmantelado a este «precoz grupo juvenil» en el marco de la operación 'Riscabil', que se ha saldado con tres varones detenidos y otros tres investigados (dos de ellos hermanos).

Los jóvenes, a los que se les considera presuntos autores en diferentes grados de participación de diez delitos de robo o hurto de uso de vehículo y dos tentativas, tienen edades comprendidas entre los 14 y los 19 años y son naturales de Marruecos y España.

La operación arrancó el pasado mes de enero cuando la Guardia Civil y la Policía Local de Calahorra constatan que hay un notable incremento de denuncias de robos de vehículos estacionados en la vía pública, un aumento que ya habían desatado cierta alarma entre la población. De ahí que con el fin de esclarecer lo que estaba ocurriendo y evitar que se produjeran nuevos robos diseñaron un operativo de vigilancia.

Del análisis de las denuncias se comprobó que los robos se llevaban a cabo en una determinada franja horaria y el objetivo del grupo eran los coches con más de diez años de antigüedad y preferentemente de las marcas Ford, Opel y Seat.

En todos los casos se repetía el mismo 'modus operandi'. Forzaban el marco superior de la puerta delantera izquierda del vehículo, para introducir la mano por la ranura y así abrir y acceder al interior, arrancar la carcasa bajo el volante y realizar el puente mediante la manipulación del cableado del sistema eléctrico de arranque.

El visionado de cámaras de seguridad y un video facilitado por un ciudadano, permitieron las actuaciones sobre un grupo de jóvenes residentes en Calahorra, conocidos de los investigadores por diferentes actuaciones llevadas a cabo sobre los mismos.

Los detenidos se repartían las tareas a la hora de llevar a cabo los robos. Una vez seleccionado el vehículo que querían sustraer, varios de los implicados vigilaban las inmediaciones para alertar de la posible presencia de Guardia Civil y Policía Local, mientras que el resto forzaba el marco de la puerta, accedía al interior, realizaba el puente y huían con el coche.

La colaboración ciudadana durante el operativo, así como la establecida entre Guardia Civil y Policía Local de Calahorra, ha sido fundamental para desmantelar a este grupo jóvenes. Dos de ellos fueron sorprendidos 'in fraganti' en el momento que intentaban sustraer otros dos vehículos.

Los detenidos, los investigados y las diligencias instruidas han sido puestas a disposición de la autoridad judicial y de la Fiscalía de Menores.

La colaboración ciudadana «de gran importancia» durante el operativo, así como la establecida entre Guardia Civil y Policía Local de Calahorra, ha sido fundamental a la hora de desmantelar a este grupo jóvenes. Dos de ellos fueron sorprendidos «in fraganti» en el momento que intentaban sustraer otros dos vehículos.

Detenidos, investigados y diligencias instruidas han sido puestos a disposición de la Autoridad Judicial y de la Fiscalía de Menores.

Se les considera presuntos autores de 10 delitos de robo o hurto de uso de vehículo y 2 tentativas. A dos de los vehículos sustraídos les prendieron fuego