Desarticulada una mafia que explotaba a 44 temporeros en La Rioja

Los trabajadores, de origen rumano, eran engañados y sólo percibían 2,36 euros por hora | Tres empresarios de La Rioja Baja han sido identificados por aprovecharse

LA RIOJA

La Guardia Civil ha desmantelado en Aldeanueva y Alfaro a una mafia que explotaba a temporeros en la vendimia riojana. La red engañaba a los trabajadores, prometiéndoles condiciones dignas y un salario normal, pero al final terminaba pagándoles 2,36 euros por hora, mientras los controlaba con tácticas mafiosas para que no denunciaran.

Las investigaciones comenzaron a mediados de septiembre, tras las denuncias de varios ciudadanos de nacionalidad rumana. Lo que contaban: un compatriota les había engañado para que trabajaran en labores de recolección de uva, pera y melocotón, sin firmarles contrato ni darles de alta. Y al final, por un total de 63,5 horas de trabajo les había pagado 150 euros, tras descontarles bastante dinero por alojamiento, manutención o transporte a las fincas.

Tras la investigación, se llegó a la detención de tres varones de 31,34 y 36 años, naturales de Rumanía y vecinos de Aldeanueva de Ebro, como presuntos autores de los delitos de pertenencia a grupo criminal, amenazas, coacciones y contra el derecho de los trabajadores. El responsable del grupo es un viejo conocido de los investigadores, con un amplio historial delictivo. Ya en 2014 fue detenido junto a otros tres compatriotas y dos empresarios por mantener una red similar, que afectaba a 22 vendimiadores rumanos.

Los tres captaban a sus víctimas entre la comunidad rumana, mediante falsas promesas de un trabajo digno y bien pagado. Cuando aceptaban, eran ofrecidos como mano de obra barata a empresarios del sector agrícola en La Rioja Baja. Lo que les esperaba eran jornadas de trabajo de sol a sol por un mísero sueldo por hora trabajada tras descontarles el alojamiento, manutención, transporte, etc.

La Guardia Civil también ha identificado a tres empresarios por participar en esta red mafiosa, aprovechándose de los trabajadores. Al final, hasta 44 trabajadores de origen rumano fueron explotados en esas condiciones de precariedad, sin ninguna protección social o laboral.

Además, para mantener bajo control a los temporeros, los miembros de la red les engañaban y amenazaban «dejándoles muy claras las consecuencias a las que se enfrentarían si denunciaban los hechos», según cuenta la Guardia Civil.

GUARDIA CIVIL

La operación

Finalmente, la Guardia Civil acudió a finales de la semana pasada a dos viñas situadas en los en los términos municipales de Aldeanueva de Ebro y Alfaro. Hasta 20 agentes participaron en el operativo, acompañados por personal de la Inspección de Trabajo.

En la misma finca interrogaron a los trabajadores, y descubrieron varias cosas. Primero, que tenían mucho miedo a las represalias por parte de los tres miembros del grupo mafioso. Y segundo, que no sabían ni siquiera lo que les iban a pagar, ni si disponían o no de contrato laboral, ni las medidas de seguridad que debían adoptar durante su jornada laboral.

También se localizaron las cinco viviendas de alquiler que utilizaban la red para alojar a los trabajadores explotados, así como los vehículos que empleaban para llevarlos diariamente a diferentes explotaciones agrícolas de La Rioja Baja.

Las diligencias instruidas por la Guardia Civil, junto con las personas detenidas y la filiación de los tres empresarios riojanos identificados, han sido puestas a disposición de la autoridad judicial.

Leer más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos