Stop Represión denuncia una «ola represiva» a personas que muestran su apoyo a Pablo y Jorge

Stop Represión denuncia una «ola represiva» a personas que muestran su apoyo a Pablo y Jorge

La sentencia que condena a Pablo Merino y Jorge Alberdi se conoció el pasado 4 de septiembre

LA RIOJA

La plataforma Stop Represión La Rioja ha denunciado públicamente a través de una nota «la ola represiva que se está viviendo en Logroño en el último mes en forma de identificaciones, apercibimientos y sanciones a varias personas por mostrar su solidaridad y apoyo a Pablo Alberdi y Jorge Merino, condenados por los hechos ocurridos tras la huelga general del 14 de diciembre de 2012.

En primer lugar, el colectivo cita las multas económicas a cuatro personas que se encontraban pegando carteles en el Casco Antiguo para convocar la manifestación de apoyo tras la sentencia, que se produjo el pasado 4 de septiembre, «únicamente en aquellos lugares donde hasta el Ayuntamiento pone los suyos (de las Fiestas de San Mateo en ese momento)», indican.

Stop Represión aclara que «son lugares que no están regulados por la obtención de ningún permiso pero donde todo el mundo pone su publicidad». Sin embargo, «en esta ocasión, la discrecionalidad policial llevó a que cada una de ellas acabara recibiendo una multa de 24 euros».

Relacionada

El segundo episodio explican que tuvo lugar en el frontón Adarraga, donde en un partido de pelota durante las fiestas de San Mateo un joven colocó en la grada una pancarta reclamando la absolución de Pablo y Jorge. «Un miembro de seguridad privada del recinto le emplazó a que la quitara y, al negarse, la trató de quitar él mismo rompiendo una parte. A continuación, este le comentó que se fuera y el joven se negó a ello diciendo que no tenía por qué irse. En pocos minutos aparecieron dos coches de la Policía Local y un agente policial le sacó del lugar de malas formas agarrándole del brazo. Los hechos acabaron con varios policías exigiendo su identificación y datos personales», relatan en la nota.

Por último, Stop Represión, informa de que le consta que, recientemente, «se han realizado avisos telefónicos por colgar dos pancartas en apoyo a Pablo y Jorge en un balcón». Según la plataforma, «la Policía Local llegó a telefonear repetidas veces al dueño de un piso alquilado para que quitase esas dos pancartas y la inquilina, negándose inicialmente tras el primer aviso, se vio obligada a quitarlas tras la amenaza de sanción».

Para la plataforma a la «ya sangrante decisión judicial se une ahora una línea continua de represión en relación al apoyo común a Jorge y Pablo» y advierten de que seguirán «denunciando todos estos hechos si continúan produciéndose y reclamando justicia en las calles para dos personas inocentes de lo que se les acusa, exigiendo su absolución».