IU sopesará rechazar el próximo Presupuesto si Cacho no actúa sobre los conciertos educativos

Diego Mendiola y Henar Moreno / Sonia Tercero

Moreno acusa al PSOE de empezar a incumplir la «esencia» del pacto de gobierno y remite al 30 de noviembre, cuando debe extinguirse el contrato de Salud con Viamed-Los Manzanos

Teri Sáenz
TERI SÁENZLogroño

IU ha expresado su «profunda decepción» con las últimas declaraciones del consejero de Educación, Luis Cacho, en las que confirma que el Gobierno regional no revertirá los conciertos educativos, aunque valorará introducir modificaciones puntuales. Para Henar Moreno, la decisión «incumple la esencia» del pacto de gobernabilidad que permitió la investidura de Concha de Andreu que, como ha recordado la vicepresidenta primera del Parlamento, se ha declarado como presidenta de lo público.

El malestar de IU, cuyo voto (más el de Podemos in extremis) facilitó el cambio de Ejecutivo tras 24 años de hegemonía del PP, va más allá. A la petición de que el lunes (plazo administrativa límite) se revise la decisión de no actuar sobre la prórroga de seis años de los conciertos en vigor, Moreno ha sumado la exigencia de convocar la comisión de seguimiento del pacto y lanzado un aviso: en caso de que el Gobierno de coalición persista en su tibieza, valorará votar 'no' a los Presupuestos de La Rioja del próximo año que ya están fase de redacción. «No nos gustaría, pero ya advertimos de que nuestra posición estará en función de las políticas», ha sentenciado Moreno.

Asumiendo que el documento suscrito a tres bandas por los socialistas y su formación (y al que luego se adhirió Unidas Podemos-Equo) contempla que la reversión de los conciertos en Educación será paulatina, Moreno ha indicado que, sin embargo, el texto es nítido la misma cuestión a nivel sanitario y se señala el 30 de noviembre como fecha para extinguir el contrato con Viamed-Los Manzanos. «Veremos entonces si Andreu cumple su palabra», ha retado instando a sus socios a ser fieles a lo comprometido «si no queremos que este gobierno dure sólo cuatro años».

Moreno se ha mostrado especialmente crítica con el titular de Educación, a quien ha acusado de modular ahora su discurso inicial en contra, además, de las declaraciones de intenciones tanto de su homólogo de Hacienda como de la propia Andreu en defensa a ultranza de los servicios públicos. «Si llegamos a saber que Luis Cacho iba a ser el consejero, tendría que haber sido él quien negociara directamente el pacto», ha dicho para cuestionar si el posicionamiento de Cacho está hilado a su pasado al frente de la Fundación Promete.