Sonrisas y aparente cordialidad entre Gamarra y Ceniceros