Segarra inscribe en el ámbito privado los insultos de un juez a una mujer maltratada

Segarra, con Alfonso Domínguez y Javier Marca, en la clausura del curso celebrado en Logroño. :: m. herreros/
Segarra, con Alfonso Domínguez y Javier Marca, en la clausura del curso celebrado en Logroño. :: m. herreros

La fiscal general del Estado matiza en Logroño que la conversación se dio fuera de la actuación procesal, aunque lamenta que «eche por tierra» los esfuerzos ante la violencia de género

E. SÁENZ LOGROÑO.

La fiscal general del Estado, María José Segarra, especificó ayer en Logroño que las declaraciones del titular del Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 7 de Madrid, Francisco Javier Martínez Derqui, en las que calificaba de «bicho» e «hija de puta» a una mujer víctima de violencia de género se produjeron una vez concluida la actuación procesal y se circunscriben, por tanto, a un ámbito personal. A preguntas de la prensa durante su presencia en la capital riojana para clausurar el curso 'La nueva regulación de la contratación del sector público: fiscalización y enjuiciamiento por el Tribunal de Cuentas', Segarra lamentó que la charla fuera grabada y puesta en conocimiento de la víctima, teniendo esta sensación de ofensa.

La fiscal general no ocultó el impacto negativo que puede suscitar este episodio. «Es una lástima que la conversación se haya hecho pública y eche por tierra el trabajo de tantos jueces, fiscales y abogados que están entregados a la defensa de las víctimas de violencia de género», reflexionó para, en el plano jurídico, recordar que «tanto el juez, como todas las partes que estaban en la conversación que, desgraciadamente siendo privada ha salido a los medios, se han apartado del caso para garantizar la tranquilidad del proceso». Segarra concluyó sus valoraciones al respecto asegurando que le consta que el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ya ha abierto una serie de diligencias para tomar las decisiones que sean oportunas. «Habrá que esperar a lo que decidan», remachó.

Cataluña

Otro de los asuntos candentes sobre los que Segarra se pronunció en Logroño es el de la posición de su departamento ante los incidentes registrados el pasado 1 de octubre en Cataluña durante el aniversario del referéndum ilegal y después de que avanzara que se actuaría «con la contundencia debida» contra los autores de los altercados. Según indicó, la Fiscalía en aquella comunidad todavía está analizando el atestado de los Mossos d'Esquadra, por lo cual conminó a no adelantar acontecimientos y respetar los plazos estipulados. «Hay que esperar a las actuaciones procesales en su momento y en su tiempo; son las fiscalías provinciales las que irán informando de lo que vayan haciendo», indicó ante los periodistas.

Por otro lado, Segarra se mostró renuente a posicionarse acerca del hecho de que la Mesa del Parlament decidiera una fórmula de designación o delegación del voto de los diputados suspendidos por el Tribunal Supremo, incumpliendo de esa manera la orden del juez Llarena, quien ordenó suspender a los diputados acusados de rebelión. «La Fiscalía no va a comentar actuaciones de otra institución hasta que no pueda hacer un estudio sosegado de las actuaciones, si acaso se presenta alguna querella», zanjó para concluir que a su juicio resulta prematuro un pronunciamiento.

 

Fotos

Vídeos