Santamaría y Casado ganan en La Rioja y en España

Sáenz de Santamaría enseña su papeleta durante las votaciones en Madrid. :: j. .lizón (EFE)/
Sáenz de Santamaría enseña su papeleta durante las votaciones en Madrid. :: j. .lizón (EFE)

Los dos candidatos más jóvenes se imponen en las primarias del PP riojano, con Cospedal muy alejada | La exvicepresidenta cimentó su triunfo en La Rioja interior y se impuso por apenas 14 votos a su rival, vencedor en la capital en unas elecciones con alta participación

Jorge Alacid
JORGE ALACIDLogroño

logroño. Una elevada participación (el 78,6% de los afiliados del PP riojano acudió a votar) y un triunfo ajustado de Soraya Sáenz de Santamaría sobre Pablo Casado resumen la jornada insólita vivida ayer en las distintas sedes del partido repartidas por la región, cuyas urnas sancionaron los pronósticos que daban a ambos candidatos como los favoritos de las bases populares. Despejada anoche la primera fase de las primarias, Santamaría y Casado tendrán que dirimir en el congreso previsto los días 20 y 21 en Madrid quién de ellos sucede a Mariano Rajoy. El trono de Génova aguarda para uno de ellos una vez que el resto de la afiliación de toda España votó en el mismo sentido. Lo cual significa, de paso, algo también insospechado, prueba del carácter volátil del actual sistema político: Dolores de Cospedal, que se presentaba a las elecciones desde el cargo de secretaria general, quedó sin embargo lejos de sus dos rivales. El aparato no es lo que era.

En el caso del PP riojano, la exministra de Defensa apenas se llevó 181 votos, un escaso 11% del total de papeletas. Todo un fracaso. No pudo competir ni de lejos con el abrumador éxito cosechado por la pareja de candidatos más jóvenes, que casi empatan en La Rioja. La exvicepresidenta obtuvo el 42,13 del total de sufragios, luego de superar por apenas 14 votos a su principal rival. Casado, que se convirtió en el aspirante con más apoyos en la capital, se hizo con un total de 672 votos, esto es, un porcentaje del 41,27%: ni siquiera un punto porcentual separó su candidatura de la encabezada por la triunfadora. Santamaría ganó en plazas como Nájera y Calahorra, así como en Cervera y Alfaro, mientras que Casado le superó no sólo en Logroño: también recabó más sufragios en Haro y Arnedo.

uSoraya Sáenz de Santamaría
686 votos (42,13%).
uPablo Casado
672 votos (41,27%).
uDolores de Cospedal
181 votos (11,11%).
uJosé Ramón García-Hernández
47 votos (2,8%)
uJosé Manuel García-Margallo
19 votos (1,16%).
uElio Cabanes
0 votos.

Al cierre de esta edición, los datos a escala nacional confirmaban que La Rioja sirve como laboratorio de ensayos para estas primarias: al cierre del recuento, Sáenz de Santamaría resultaba vencedora por un escaso margen respecto a Casado. Apenas unos 1.600 votos de diferencia, según señalaron a la agencia a Efe fuentes de Génova. ¿Resumen? Una organización partida en dos mitades casi idénticas en toda España, en porcentajes muy parecidos a los recogidos en las urnas riojanas, donde la división casi matemática del electorado popular evidencia el complicado juego de equilibrios instalado en el partido desde que José Ignacio Ceniceros se impuso a Cuca Gamarra en el congreso de Riojafórum. Y que admite lecturas de todo tipo, aunque anoche, recién proclamados los resultados, el presidente del PP riojano se decantaba por un discurso donde predominaban dos ideas. La primera, «gratitud». Su agradecimiento hacia los afiliados, basado en el «ejemplar» comportamiento que había distinguido a los votantes durante toda la jornada. Y la segunda idea, «satisfacción». «Estoy muy alegre», admitía Ceniceros mientras repasaba las estadísticas que hablaban de la masiva asistencia a las urnas de sus conmilitantes.

Ceniceros proclama su gratitud y satisfacción por la masiva asistencia de los afiliados riojanos a las urnasEl presidente del PP de La Rioja rechaza decantarse por uno de los aspirantes pero anuncia que «algo se moverá» los próximos días

Su mensaje, que se detuvo en subrayar «la transparencia» que a su juicio se ha observado durante toda esta primera fase de campaña, mantenía el eje principal que ha caracterizado sus declaraciones en todo este proceso: el principio de neutralidad. Es decir, que así como se había resistido a desvelar a qué candidato ofrecería su apoyo, anoche insistió en ese mismo discurso. «Ni a mi mujer le he dicho a quién he votado», bromeó. Un mutismo del que tampoco salió ayer, preguntado por Diario LA RIOJA sobre sus preferencias por uno de los dos aspirantes que salen de estas primeras votaciones. «Hasta hoy» (por ayer), «era el momento de los afiliados. Ahora», añadió, «es el momento de los compromisarios». «Somos un partido fuerte. Tan fuerte que ningún otro puede decir en La Rioja que ha hecho unas primarias con tanta participación como nosotros», avisó.

Ceniceros sí aceptó, no obstante, que de ahora en adelante se quebrará en la dirección del partido en La Rioja ese perfil discreto. Que llega la hora de alinear a la organización del PP riojano con uno de los candidatos salidos de las elecciones de ayer. «Algo se moverá en los próximos días», prometió, un punto enigmático.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos