Presidencia sigue sin dar datos sobre el viaje en helicóptero de Sánchez a Aldeanueva de Cameros

Presidencia sigue sin dar datos sobre el viaje en helicóptero de Sánchez a Aldeanueva de Cameros

El jefe del Ejecutivo se desplazó en este aparato oficial hasta La Rioja para asistir a la boda de su cuñado

LA RIOJA

«Por razones de seguridad, no se puede facilitar información individualizada de los dispositivos de protección asignados a las diferentes Instituciones y personalidades del Estado». Es la respuesta que ha vuelto a dar Presidencia a la pregunta realizada por Diario LA RIOJA sobre el desplazamiento del presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, en helicóptero oficial a la boda de su cuñado en Aldeanueva de Cameros el septiembre pasado.

Mar Cotelo y Emilio del Río, diputados riojanos del Partido Popular en el Congreso, han pedido información detallada al Gobierno sobre el gasto que supuso y sobre el dispositivo que se desplegó en ese desplazamiento pero, igual que a este medio, han recibido como contestación la referencia al artículo 8 del Real Decreto 419/2018, del 18 de junio, en el que se alude a la protección del presidente y a la confidencialidad sobre ella.

Según contó entonces, El Confidencial: «El presidente del Gobierno voló desde La Moncloa hasta la base aérea de Agoncillo, a 57 kilómetros de Aldeanueva de Cameros, el destino final de su viaje, para luego recorrer en coche la última parte del trayecto». Añadía entonces desde Presidencia, como ha vuelto a hacer ahora, que el presidente del Gobierno lo es las 24 horas del día y que sus desplazamientos se valoran por «criterios operativos y de seguridad».

Hemeroteca

«Para asegurar los desplazamientos de ida y vuelta entre Agoncillo y Aldeanueva de Cameros, la Delegación del Gobierno tuvo que diseñar un dispositivo compuesto por medio centenar de agentes que se encargó de garantizar la seguridad en el aeródromo y también de guiar y escoltar el vehículo oficial de Sánchez», explicaba también El Confidencial.

Como contó Diario LA RIOJA el día de la celebración del evento, «a quietud del pueblo quedó así bloqueada por un aparatoso perímetro de vigilancia que impidió el acceso hasta las calles donde se celebró la fiesta al aire libre a toda persona ajena al pueblo o el evento. No fue el caso de algún grupo de cazadores (con sus respectivas escopetas), vecinos llegados para alimentar el ganado, músicos uniformados, el personal encargado de las labores de restauración y otros veteranos de pueblos limítrofes, sorprendidos por las restricciones para respirar el mismo aire de siempre».

Viva los novios!!! 💛💖❤️

Una publicación compartida de Melissa Sguarizi (@meliska_sguariska) el

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos