Salud sensibiliza sobre el asma y sus cuidados en el San Pedro

María Martín en la mesa informativa situada en el San Pedro./La Rioja
María Martín en la mesa informativa situada en el San Pedro. / La Rioja

Médicos y enfermeras han ofrecido pruebas con un medidor de pico-flujo

LA RIOJA

La Consejería de Salud ha realizado este martes un campaña para sensibilizar a la población sobre la necesidad de cuidar las vías respiratorias por motivo del Día Mundial del Asma, una enfermedad que padecen más de 15.000 riojanos.

La consejera de Salud, María Martín, ha visitado la mesa informativa situada en el Hospital San Pedro de Logroño, en la que médicos y enfermeras de atención primaria y especializada han ofrecido pruebas con un medidor de pico-flujo, que se utilizan para el diagnóstico y seguimiento de los pacientes asmáticos.

Además, los profesionales han mostrado inhaladores y han ofrecido consejos prácticos y pautas de actuación para afrontar de manera correcta esta enfermedad, según ha informado el Ejecutivo regional en una nota.

Los profesionales de La Rioja de Atención Primaria y de Atención Especializada (Alergología y Neumología) han presentado un documento que establece criterios de derivación y pautas de actuación en el diagnóstico, control y seguimiento del paciente asmático, para facilitar la continuidad asistencial y una mejor atención en cada ámbito.

En concreto, se trata de un documento consensuado entre las cinco sociedades científicas médicas que intervienen en el manejo de esta patología: la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC); la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN); la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (semFYC); la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) y la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR).

El asma es una enfermedad crónica y se estima que en La Rioja afecta a unas 15.000 personas (un 5 % de los adultos), es más prevalente en mujeres que en hombres (dos de cada tres asmáticos son mujeres), y en el caso de los niños llega a afectar hasta a un 10 % de la población infantil.

Asimismo, se trata de la cuarta causa de absentismo laboral y la primera de ausencia escolar, por delante de cualquier otra enfermedad crónica. Los síntomas de la enfermedad son tos seca y pertinaz por las mañanas, durante el ejercicio, la risa o el llanto; así como sensación de opresión en el pecho que impide respirar, silbidos en el pecho ocasionales o persistentes, falta de aire al correr o despertarse de madrugada con frecuencia.