Salud y médicos de Atención Primaria avanzan en la negociación de medidas

Roberto G. Lastra
ROBERTO G. LASTRALogroño

La Consejería de Salud y la plataforma negociadora integrada por cinco representantes del colectivo de profesionales sanitarios de Atención Primaria avanzan en su negociación en busca de medidas para mejorar el sistema. Aunque esta semana se canceló, por motivos de agenda, la reunión prevista, el departamento que dirige María Martín remitió el pasado miércoles, 13 de marzo, su respuesta a las demandas que planteó el colectivo el 2 de marzo. En el documento, de ocho folios, al que tuvo acceso Diario LA RIOJA, la Consejería, que considera razonable el grueso de las propuestas, da respuesta a todos los requerimientos que tendrían que debatirse, concretarse y desarrollarse por un grupo de trabajo creado al efecto y se compromete a trasladar a las mesas sectoriales los asuntos que deban ser tratados en éstas.

Con el acuerdo entre ambas partes de que la Atención Primaria debe disponer de la financiación suficiente y la necesidad de analizar de forma inmediata cada uno de los cupos por zonas básicas de salud para su reorganización, las posturas están algo más alejadas en las agendas médicas. La plataforma propone un máximo de 28 citas con una duración media de 10 minutos, libertad para el profesional para modificar la agenda en función de las situaciones de demanda, el establecimiento de un sistema de triaje para los pacientes que quedarían sin cita y la creación de 'agendas de rebosamiento', que asumirían de forma voluntaria los titulares o médicos de refuerzo alargando su jornada laboral a cambio de una remuneración económica. Desde Salud, tras defender una agenda máxima de 35 pacientes que pueda ajustarse en programación, se aboga por «ajustar el número de pacientes por cupo de acuerdo a las recomendaciones de las sociedades científicas y con los ajustes por diferentes variables que se establezcan y que el rebosamiento de cada médico lo gestione el propio profesional».

«La primera premisa para solucionar un problema es reconocerlo, eso se ha hecho, y ahora hay una voluntad de avanzar. Así se plantea en la respuesta de la Administración a las peticiones de la plataforma, porque consideramos que la mayoría de ellas son razonables, aunque muchas de las soluciones pasan por el origen del problema, la falta de facultativos para cubrir las ausencias», admite José Miguel Acítores, jefe del Área de Salud de La Rioja. Mientras, desde el colectivo médico de Atención Primaria, Eva Eguíluz coincide en que «hay visos de que hay una mejor predisposición para buscar soluciones, aunque todavía faltan por concretar muchas de las medidas necesarias».