«Cada año se sabe que hay actos con un coste evitable»

J. C. LOGROÑO.

«Todos los años se celebran una serie de actos que tienen su incidencia... afecciones sufrimos en novatadas, en 'barras' y demás eventos. Y todo ello, que nadie lo olvide, lo pagamos entre todos. Se trata de un problema de educación, de responsabilidad, de civismo... Se puede beber, sí, pero luego hay que recoger». Jesús Ruiz Tutor repetía ayer las explicaciones del día anterior y volvía a poner de manifiesto que «cada año sabemos que hay actos con un coste evitable» en referencia a la suciedad que generan y el posterior recibo extra que supone su limpieza.

Ya este mismo año el Ayuntamiento de Logroño incidía en lo que suponen las actitudes incívicas cuando no vandálicas. El vandalismo no sale gratis y la factura la pagamos entre todos, se repite desde entonces. Los desperfectos por actos vandálicos ocasionan un gasto extra de más de 500.000 euros al año. Casi medio millón que podría destinarse a otras cosas y que, por el comportamiento -evitable- de algunos, se va en costear las reparaciones y los arreglos de daños y desperfectos causados en elementos y mobiliario urbano del espacio público.

Parte de la cuenta se va en limpiezas extraordinarias provocadas por fenómenos como el botellón, y uno de grandes dimensiones se vivió este jueves y viernes con motivo de las novatadas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos