Los riojanos necesitan trabajar 176 días al año para pagar los impuestos

Los riojanos necesitan trabajar 176 días al año para pagar los impuestos

Un asalariado riojano en edad laboral madura paga el 38,27% de su nómina al Estado, según un informe de Civismo

M. MAYAYO LOGROÑO.

Libres desde ayer. A partir de ahora -hasta final de año- lo que gane cada riojano en su nómina será para él. Hasta ayer, todo se lo llevó el fisco. En total, 176 jornadas de esfuerzo laboral para cumplir las obligaciones tributarias. Los riojanos han sido -detrás de Ceuta y Melilla- los primeros en alcanzar el Día de la Liberación Fiscal, una jornada antes que la media del país (que lo celebrará hoy). Es el principal dato reflejado en el informe que cada año elabora el 'Think Thank' Civismo, un laboratorio de ideas impulsado en el 2009 por el economista Julio Pomés.

De acuerdo al estudio, los españoles trabajarán de media este año 177 jornadas para pagar todos los impuestos, una menos que en el 2017, al igual que La Rioja que también rebaja un día su factura impositiva respecto al ejercicio anterior. En definitiva, casi medio año de entrega laboral para sufragar las obligaciones fiscales. Con todo, La Rioja es la que mejor parada sale en la relación nacional pues navarros, valencianos, manchegos, cántabros y catalanes tendrán que esperar aún hasta los primeros días de julio para poder celebrar su 'liberación'.

El informe de Civismo apunta otro dato: el Estado se 'come' hasta el 38,34% de la nómina de los trabajadores maduros (de 45 a 64 años). En el caso de La Rioja ese índice es ligeramente inferior (38,27%). Es decir, por cada 100 euros que paga el empresario en coste laboral, al empleado sólo le llegan 61,66 euros, lo que revela el gran impacto que tienen el IRPF y las cotizaciones sociales en las nóminas.

La denominada 'cuña fiscal' se suaviza -pero poco- en el grupo de 30 a 44 años (37,5%); sus asalariados se llevan 62,50 de cada 100 euros. En el tramo de los jóvenes de 16 a 29 años, la presión fiscal es del 35,89% (64,11 de cada 100) mientras que los beneficiados son los de más de 65 años, pues cobran 88 euros de forma efectiva (su 'cuña' es del 12,03%).

Civismo analiza como novedad lo que los contribuyentes pagan y lo que reciben en servicios públicos. Conclusión: el 80% paga más impuestos de lo que recibe hasta la edad de la jubilación, cuando las tornas cambian (el valor económico de lo percibido por el contribuyente se triplica al pasar de 6.934,42 euros en el colectivo joven a los 22.388,80 en los más mayores).

Los trabajadores abonan entre 3.515,33 y 7.775,23 euros anuales más de lo percibido en servicios públicos durante los 35 años de carrera de cotización para luego beneficiarse en forma de pensión, sanidad y dependencia por importe de 17.768,49 euros anuales durante dos décadas.

Y en cuanto a La Rioja, la publicación señala que la rebaja fiscal del IRPF ahorra a la clase media desde 25,51 euros en el caso de las familias más jóvenes hasta las 222,25 euros para los trabajadores de 45 y 64 años.

 

Fotos

Vídeos