La Rioja se sumerge en la tormenta

Un peatón cruza la Gran Vía de Logroño bajo un aguacero. /Justo Rodriguez
Un peatón cruza la Gran Vía de Logroño bajo un aguacero. / Justo Rodriguez

Logroño registró 33 litros de agua por metro cuadrado en poco más de tres horas y su temperatura cayó 8 grados en hora y media

LA RIOJALogroño

Las previsiones se confirmaron y la lluvia se hizo presente en La Rioja durante la jornada de ayer, de manera especialmente intensa a lo largo de la tarde. El nivel amarillo avanzado por la Agencia Estatal de Meteorología se constató con persistentes descargas de agua en toda la geografía riojana, aunque al cierre de esta edición los daños no parecían ser importantes.

En algunos puntos de nuestra geografía, como en Ribafrecha o Nalda, las precipitaciones lo hicieron en algunos momentos en forma de granizo. En el primer caso, la acumulación de agua, piedras y tierra generó dificultades en la circulación en la carretera LR-250, en el tramo entre hacia Leza, y en la LR-137, entre Nalda y Entrena.

La tormenta de agua descargó con fuerza en Logroño hacia las cinco de la tarde. Y tres horas más tarde, con mínimas interrupciones, el pluviómetro registraba 33 litros por metro cuadrado. Según informaba Meteosojuela, la temperatura en la capital riojana había caído 8 grados en hora y media. Bomberos de Logroño informaba a primeras horas de la noche de ayer de varias salidas con sus vehículos por achiques de agua.

Pese a la relativa placidez de las persistentes tormentas de ayer, las incidencias en La Rioja se sucedieron por la tarde dada la coincidencia de las fiestas en numerosos pueblos. Además, numerosos eventos deportivos sufrieron retrasos o suspensiones.

En Calahorra se avisó a media tarde de que el desfile de moda programado dentro de las actividades de Promostock en la popular calle Mártires era trasladado por la lluvia al pabellón Europa.

En Haro, inmerso en plenas fiestas de la Vega, un espectáculo infantil programado para las 7 de la tarde en la plaza del Feo, fue llevado al teatro Bretón. Media hora antes se había desatado una fuerte tormenta en la capital jarrera. Además se suspendió el concierto de grupos locales previsto dentro del programa de fiestas. La procesión del rosario de los faroles, sin embargo, mantuvo el programa previsto.

En Santurde de Rioja, ayer era la tradicional merienda en la ermita, y a causa de la lluvia, la multitudinaria celebración tuvo que trasladarse al polideportivo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos