La Rioja sólo araña 1,8 millones en inversiones estatales en las enmiendas a los Presupuestos

A la espera del soterramiento. Imagen de la trinchera del tren en el barrio del parque de Los Enamorados. :: jonathan herreros/
A la espera del soterramiento. Imagen de la trinchera del tren en el barrio del parque de Los Enamorados. :: jonathan herreros

La comunidad se confirma como la única en la que el Gobierno central reducirá su gasto este año tras la lluvia de millones con los que las Cortes han regado a Aragón y Navarra

MARÍA JOSÉ GONZÁLEZ GALINDO LOGROÑO.

Tres millones de euros para otro tramo de autovía de 7,3 kilómetros; 3,5 millones para la modernización de la terminal del aeropuerto; 22 millones para dar continuidad a las carreteras del Estado en la comunidad; seis millones para el corredor de alta velocidad ferroviaria; 19,5 millones para dos nuevos tramos del desdoblamiento de la N-232 o diez millones de euros para apoyar la inversión industrial. Estas son algunas de las peticiones que vieron la luz durante el debate de enmiendas parciales a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) en favor de... otras comunidades. Por este orden: Asturias, País Vasco, Navarra y Aragón. Estas dos últimas han sido las más beneficiadas: Aragón se ha visto agraciada con una inversión histórica en los (PGE) del 2018 de más de 574,5 millones de euros, que suponen el 5,6% del dinero que el Estado destinará a infraestructuras en todo el país, mientras Navarra, que fue castigada con un recorte presupuestario inicial del 28,5%, obtendrá 37,5 millones adicionales a lo propuesto en el proyecto de Ley.

Más

En tanto, La Rioja sólo logró arrancar dos iniciativas a las Cámaras: a propuesta del PP, 800.000 euros para la reforma del IES Sagasta y, a iniciativa de Ciudadanos, un millón de euros para la segunda fase del soterramiento del ferrocarril en Logroño. Y no hay vuelta atrás. Los PGE recibieron el aval definitivo la semana y tras su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) han entrado en vigor, confirmando así a La Rioja como la única autonomía de régimen común en la que este año descenderá el gasto del Estado. Sumadas las dos enmiendas anteriormente mencionadas, la inversión real prevista ascenderá a 65,6 millones de euros (63,8 en el proyecto legislativo), el 13,1% menos que en el 2017 (75,5 millones), ejercicio en el que ya se retrajo el 15%. Y este descenso del gasto del Estado, conviene no olvidar, se produce en el contexto de un presupuesto bien diferente al del 2017 en el que todavía el Gobierno central mantuvo en cintura sus inversiones territoriales.

«No ha habido modificaciones significativas en cuanto a las inversiones del Estado en La Rioja», admitió el pasado viernes el consejero de Administración Pública y Hacienda, Alfonso Domínguez, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno cuando fue interrogado sobre las novedades que se habían incorporado para la región durante los debates de las enmiendas en el Congreso y el Senado. El secretario general del PSOE de La Rioja, Francisco Ocón, atribuye esta carencia a que «el Gobierno de La Rioja no ha hecho sus deberes, y se ha mostrado incapaz de presionar para mejorar el escenario inversor», y «al PP, porque ha tumbado nuestras enmiendas en colaboración con Ciudadanos». «Y esto no nos parece justo en un ejercicio en que los Presupuestos Generales se expanden y aumentan la inversión en todas las comunidades a excepción de la nuestra», remacha.

Mínimos cambios en las cifras

Según el proyecto de Cuentas para el 2018, la cuantía de las inversiones reales (capítulo VI) que estaba previsto que acometieran los ministerios en la comunidad ascendía a 51,7 millones de euros y la de los organismos autónomos y otras entidades a 11,3 millones. A ambas partidas hay que sumar los 1,8 millones arañados en la fase de enmiendas parciales para la segunda fase del soterramiento de la vía del tren de Logroño y la reforma del instituto Sagasta, de la capital riojana. Si a ambas remesas se agregan las relativas a las transferencias corrientes (capítulo IV), de capital (capítulo VII), las aportaciones patrimoniales (capítulo VIII) y los gastos en bienes y servicios (capítulo II), la asignación presupuestaria del Estado a La Rioja alcanza los 91,4 millones de euros, 19,4 millones menos que en el 2017 (el 17,5% menos).

Entre las principales actuaciones recogidas por los PGE 2018 destacan la ronda sur de Logroño o el proyecto del desdoblamiento de la N-232 entre Calahorra y el límite territorial con Navarra. Además, el Gobierno central destinará 7,3 millones a subvencionar las medidas de gratuidad de la autopista.

Los PGE 2018 son los terceros para La Rioja por debajo de los cien millones de euros en los últimos once años. Entre el 2008 y el ejercicio en curso, el Estado ha asignado presupuestariamente a la comunidad un total de 1.420,53 millones. El año en el que el Gobierno central trató con más generosidad a la región fue el del 2010 (208 millones) y el más cicatero, el del 2012 (75 millones).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos