La Rioja registra en lo que va de año 23 nuevos casos de VIH y cuatro de sida

Oteo, Rábade y Pinilla, ayer junto a la consejera María Martín. :: j.m./
Oteo, Rábade y Pinilla, ayer junto a la consejera María Martín. :: j.m.

La región se suma a la celebración del Día Mundial de una infección que sigue a la baja y en la que Salud centra ahora los esfuerzos sobre el diagnóstico precoz

E. SÁENZ LOGROÑO.

A lo largo del 2018 se han detectado en La Rioja 23 nuevos casos de VIH y se han diagnosticado cuatro de sida situando las tasas por 100.000 habitantes en el 7,30 y el 1,27, respectivamente. El dato ratifica la tendencia a la baja de una patología que tuvo su punto álgido en la comunidad autónoma los años 90 (172 infectados por VIH en 1991 y 52 cuadros de sida en 1994) pero que, sin embargo, no hace bajar la guardia tanto en el flanco sanitario como en el social.

Coincidiendo con el Día Mundial de Lucha contra el Sida que se conmemora oficialmente mañana con el eslogan 'Conoce su estado' y que llega acompañado de una batería de eventos, la titular de Salud, María Martín, reafirmó el compromiso en este sentido haciendo hincapié en la detección precoz. «Un diagnóstico tardío aumenta de forma considerable las complicaciones y eleva el número de oportunidades perdidas para el propio paciente, además de producir nuevos contagios», indicó la consejera aportando el cálculo de que casi el 30% de personas infectadas por VIH desconocen su situación.

Para paliarlo, el sistema riojano de Salud ha implementado desde este mes un sistema de alerta que avisa a los médicos de familia cuando se codifique un episodio con alguna de las enfermedades indicadoras de posible infección por VIH. A partir de aquí, pueden validar la alerta -creando una solicitud automática de analítica con serología-, aplazarla -fijando una nueva fecha para lanzar de nuevo el aviso- o borrarla, si no fuera necesario nada de lo anterior. El 'flash alerta' ha detectado 2.997 virtuales situaciones de riesgo que se han materializado en 86 peticiones de pruebas de las cuales 56 ya tienen resultados, en todos los casos negativo.

El análisis pormenorizado de la estadística aportada ayer indica que de los 23 nuevos casos de VIH en La Rioja 18 corresponden a hombres y 5 a mujeres, con una edad media de los afectados de 41,1 años. En cuanto a los cuatro nuevos cuadros que han evolucionado en sida -todos en varones mayores de 30 años-, tres devienen de relaciones sexuales sin protección y el otro deriva del consumo de drogas. Desde el primer episodio detectado en 1986 hasta hoy, se han contabilizado en la comunidad 588 diagnósticos de sida.

Por el Comité Anti Sida de La Rioja, su presidente Javier Pinilla aplaudió el compromiso por ahondar en la detección precoz y facilitar las pruebas para superar lo que definió como «epidemia oculta», aunque advirtió de otro riesgo: el rechazo social. «Aún estamos lejos de la estigmatización cero y la información sigue siendo vital», aseguró.

 

Fotos

Vídeos