La Rioja rechaza el consumo de leche cruda

Leche cruda. / Ideal

El Gobierno de La Rioja ha presentado hoy el balance de la actividad realizada para garantizar la seguridad alimentaria

LA RIOJA

El Gobierno de La Rioja se muestra contrario a la comercialización de la leche cruda, algo que va a permitirse en Cataluña en virtud del decreto 163/201, de 17 de julio.

Sin embargo, el director general de Salud Pública y Consumo de La Rioja, Juan Ramón Rábade, ha afirmado hoy en la presentación del balance de la actividad realizada para garantizar la seguridad alimentaria dentro del Plan de Control de Alimentos 2016-2020 que el ejecutivo riojano se muestra «contrario a esto, y desde el punto de vista técnico creemos que sería un retroceso».

Rábade ha explicado que los que respaldan el consumo de leche cruda «aluden a argumentos de valor nutricional del producto», sin embargo ha considerado que «como es fundamental que se higienice y se deberá someter a hervido, este se perderá de forma significativa».

Opiniones

«Esa leche va ser menos buena, desde el punto de vista de aporte vitamínico, por ejemplo, porque se desnaturalizarán las moléculas en el proceso de calentado, por lo que no habría esa ventaja nutricional, mientras que con los procesos industriales sí que se permite mantener un valor nutricional muy elevado», ha precisado.

Riesgo para la salud

Además, Rábade ha mostrado su preocupación respecto a la cadena de seguridad alimentaria, ya que la opción de tomarla cruda, sin hervir, «supone un riesgo» que, él como autoridad sanitaria, ha asegurado «no debe de asumirse», algo que defenderá, «como otros compañeros, donde haga falta».

«La leche es un fluido que puede trasmitir microorganismos, o que puede contaminarse fácilmente a la salida del propio animal o en los propios recipientes donde se recoja o se manipule», ha detallado. Y ha añadido que «la normativa dice claramente que la leche debe ser procesada para poder ser comercializada».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos