La Rioja se prepara para sudar

Un hombre bebe de un botellín de agua en una zona sombría junto a la logroñesa fuente de Murrieta, ayer por la tarde. :: Justo Rodríguez/
Un hombre bebe de un botellín de agua en una zona sombría junto a la logroñesa fuente de Murrieta, ayer por la tarde. :: Justo Rodríguez

La entrada de aire cálido de origen africano hará que los termómetros, que ayer llegaron a 36,2 grados en Calahorra y a 35 en Logroño, no dejen de escalar hasta el domingoLa Aemet anuncia la primera ola de calor del verano que en la región llevará las máximas por encima de los 40 grados

R. G. LASTRA LOGROÑO.

Habrá verano y empieza a partir de ahora. Sin piedad. Tras las cuatro primeras semanas de un mes de julio arruinado por tormentas, poco sol y temperaturas frescas, agosto trae la primera ola de calor a la Península.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha empezado a teñir de amarillo y naranja sus previsiones por el anuncio de la llegada de altas temperaturas, que en el valle del Ebro llegarían hasta los 40 grados , según advierte en el aviso especial que ha emitido, «debido a las condiciones de estabilidad atmosférica en gran parte del país, junto a la fuerte insolación propia de estas fechas y a la entrada de aire cálido de origen africano procedente del sur». Con un grado de probabilidad «muy alto» de que se cumplan los pronósticos, «más del 80%», la Aemet avanza de que el episodio durará «al menos hasta el domingo, 5 de agosto».

La escalada en los termómetros, que ya se ha iniciado en la última semana de julio -Calahorra marcó ayer 36,2 grados y Logroño, 35-, será en el caso de La Rioja mucho más intensa a partir de este próximo jueves, tanto en las mínimas como en las máximas. A la espera de la duración y de los registros finales para saber si es una ola de calor o un episodio de altas temperaturas, la Aemet pronostica para el día 2 de agosto, jueves, 39 grados, uno más durante el viernes y el sábado y 41 el domingo. Las mínimas auguran varias noches tropicales, con 21 grados. De confirmarse, estos registros serían los más altos en un día de agosto en la estación meteorológica de Agoncillo, donde, de momento, figuran como récord desde 1920 los 40,6 grados del 10 de agosto del 2012.

Los riojanos deben prepararse para sudar y beber abundante agua.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos