La Rioja exige 30 millones de euros pactados con el Gobierno de España

Alfonso Domínguez, en una imagen de archivo. /L.R.
Alfonso Domínguez, en una imagen de archivo. / L.R.

El consejero de Hacienda, Alfonso Domínguez, reclama una partida de 10 millones de euros que se pactó en el Consejo de Política Fiscal y Financiera de junio y otra de 20 millones de la liquidación del IVA de diciembre del 2017

María José González
MARÍA JOSÉ GONZÁLEZLogroño

El titular de Administración Pública y Hacienda, Alfonso Domínguez, ha denunciado este miércoles en rueda de prensa que el Gobierno de España ha reducido en diez millones de euros la partida que debía consignar a La Rioja en el sistema de financiación autonómica. En concreto, el consejero ha asegurado que las entregas a cuenta establecidas en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado del 2019 ascienden a 922,26 millones, diez millones por debajo de la cifra acordada en junio (932,14 millones) en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF). Domínguez ha recordado que estos fondos no son fruto de «una decisión política» del Ejecutivo de turno, sino que se trata de «dinero que los riojanos pagan a través de los impuestos».

Asimismo, el consejero ha reiterado que el Gobierno de España aún «adeuda» a la comunidad 20 millones de euros correspondientes a la liquidación del IVA del 2017. «Ese dinero está todavía ingresado en las arcas del Estado», ha enfatizado. Así que, «a pesar de que nos hayan vendido» que las Cuentas de este año aumentan los fondos transferidos a la comunidad, la realidad es «que hay una pérdida de dinero».

Por ello, y como ya adelantó el presidente Ceniceros hace unos días, Domínguez ha reiterado la voluntad del Gobierno de La Rioja de «exigir formalmente la Constitución, en el plazo de un mes, de la comisión bilateral prevista en el artículo 46 del Estatuto de Autonomía« para »compensar estas mermas« con las que castigan a una comunidad »leal«. Entre esos perjuicios, además de los 30 millones de euros mencionados, el consejero ha citado »el descenso de las inversiones en infraestructuras del 40%, los pagos de la reforma del IES Sagasta y los aumentos de impuestos«.

En relación a los tributos ha hecho hincapié en «el repunte del 14% de las cotizaciones a la Seguridad Social que tendrán que afrontar las pymes, los autónomos y los emprendedores riojanos«, así como la subida de las tasas del »diésel, tecnológicas y transacciones financieras que perjudican a la clase media«. Y todo ello lo ha encuadrado en un momento de »desconfianza empresarial en la evolución de la economía, lo que se traducirá en una pérdida de empleo y un incremento del desempleo«.

Además, Domínguez se ha mostrado muy crítico con «el gasto público sin control y los aumentos de la deuda y del déficit». Lo que contrapuso con la Ley de Medidas Urgentes impulsada por el Gobierno de La Rioja que va en sentido «totalmente contrario: reducción de medio punto del IRPF, nuevas bonificaciones por nacimiento de hijos, tarifa cero para autónomos y enseñanza gratuita de cero a tres años».

Por último, el consejero riojano ha insistido en que el Gobierno de La Rioja elevará al Consejo del Diálogo Social una «propuesta técnica» con las medidas necesarias para contrarrestar unos Presupuestos «nocivos», iniciativas que se trasladarán a los grupos políticos con representación en las Cortes Generales para que las defiendan a través de enmiendas parciales.