Convocadas ayudas para la refrigeración sostenible en supermercados riojanos

Cámara frigorífica de un supermercado./L.R.
Cámara frigorífica de un supermercado. / L.R.

La cuantía de las ayudas es de un máximo de 100.000 euros por instalación y de 200.000 euros por persona beneficiaria

LA RIOJA

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente ha aprobado una convocatoria de ayudas para la implantación de sistemas de refrigeración sostenibles en hipermercados y supermercados, unas instalaciones que están basadas en tecnologías que no utilicen gases de efecto invernadero y que eviten la pérdida de energía para enfriar en los establecimientos dedicados a la distribución comercial de alimentos.

A través de esta convocatoria, se pretende impulsar la incorporación de sistemas alternativos al uso de gases fluorados los cuales tienen de alto potencial de calentamiento atmosférico y que sean medioambientalmente sostenibles en el sector de alimentación, con el con objetivo de cumplir los retos en materia de cambio climático y energía, adelantándose además a las futuras restricciones europeas que se pondrán en marcha a partir del año 2022.

La financiación se hará a través del Plan de Impulso al Medio Ambiente PIMA Frío del Ministerio de Transición Ecológica, según recoge Efe en una nota.

Requisitos para acceder a las ayudas

El Boletín Oficial de La Rioja (BOR) publica hoy la Resolución 1518/2018 a través de la cual se establecen los requisitos para acceder a estas subvenciones dirigidas a establecimientos dedicados al almacenamiento, exposición o distribución de productos, para su venta a usuarios finales, en venta al por menor y servicios alimentarios (supermercados y tiendas de alimentación).

La Dirección General de Calidad Ambiental y Agua tramitará las solicitudes de aquellas empresas que quieran acogerse a la convocatoria, y que podrán presentarse en el plazo comprendido entre el 10 de octubre y el 16 de noviembre.

La cuantía de las ayudas es de un máximo de 100.000 euros por instalación y de 200.000 euros por persona beneficiaria.

Una vez recibidas, las solicitudes serán remitidas a la Oficina Española de Cambio Climático para que sean atendidas por riguroso orden de entrada hasta agotar los fondos disponibles del Plan PIMA Frio.

Estas ayudas tienen como fin sustituir las instalaciones de refrigeración que usan gases fluorados por otras basadas en el uso de gases de bajo o nulo potencial de calentamiento (PCA) en el caso de establecimientos ya existentes de distribución comercial de alimentos o implantarlas en el caso de establecimientos nuevos.

Las bases exigen también medidas eficientes para mantener a baja temperatura los alimentos como pueden ser el cierre con puertas de muebles frigoríficos o refrigerados

Las emisiones de gases fluorados de efecto invernadero en La Rioja equivalen a unas 61.000 toneladas de dióxido de carbono al año.

 

Fotos

Vídeos