El Rioja conquista el paladar de los consumidores chinos en la VI Gran Cata en ese país

Cata celebrada el lunes en un lujoso hotel de Pekín. :: efe/
Cata celebrada el lunes en un lujoso hotel de Pekín. :: efe

JAVIER TRIANA/EFE

pEKÍN. Rioja está logrando abrir brecha en el importante mercado chino, un destino al que le auguran enormes posibilidades. Daniel Ramírez, del Grupo Piérola, se muestra sorprendido para bien con que «los chinos vengan a catar y sepan catar. No han venido aquí a emborracharse», puntualiza respecto a la VI Gran Cata de Vino de Rioja en China, iniciada el lunes con 75 bodegas en un hotel de Pekín y que recorrerá esta semana Shanghái, Cantón y Hong Kong.

«Se trata de un público que sabe apreciar cada vez más el producto en sí mismo, las cualidades, que quiere saber...», destaca, por su parte, el director general del Consejo Regulador, José Luis Lapuente, quien recuerda que «el vino de Rioja tenía una presencia testimonial hace diez años y ahora China importa unos cuatro millones de litros anuales, y la progresión en las cifras hace pensar que seguirá aumentando su cuota, a pesar de la competencia de vinos chilenos, australianos o franceses».

Desde el puesto de CVNE, la representante en Asia, Marina Eito, asegura que el vino de Rioja tiene «buena aceptación, aunque lo que cuesta es que den el primer paso».

La clave de las ventas la apunta Luis Martínez-Lacuesta, gerente de la bodega que lleva sus apellidos: «El embalaje, cuanto más celofán y más oro, más les gusta».

 

Fotos

Vídeos