La Rioja será una caldera

La Rioja será una caldera

Los termómetros alcanzarán los 40 grados en la región el lunes y los 42 el martes, según el pronóstico de la AEMETEl Gobierno activará su plan de alerta ante las elevadas temperaturas

LA RIOJALOGROÑO.

Este fin de semana será muy caluroso en región, con temperaturas cercanas a los 37 años, pero lo peor aún estará por venir. La Consejería de Salud del Gobierno de La Rioja prevé activar el próximo lunes la alerta amarilla de nivel 1 por altas temperaturas, que podrían superar los 40 grados. En concreto, según el pronóstico de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), los termómetros llegarán a marcar en Logroño los 39 grados el lunes y los 41 el martes, mientras que en Calahorra las máximas previstas para esos mismos días son de 40 y 42 grados.

En una nota enviada a los medios de comunicación, el Ejecutivo regional detallaba ayer que se ha activado el denominado Plan de Alerta, Prevención y Control de los efectos del exceso de temperaturas de La Rioja, en base a la información recogida y analizada por los sistemas de vigilancia.

ALGUNOS CONSEJOS

uProteja el hogar
Durante el día, mantenga las ventanas cerradas y las persianas, toldos y cortinas bajadas.
uCuidados personales
Beba mucha agua sin esperar a tener sed. Evite bebidas alcohólicas. Evite las comidas calientes o pesadas. Evite la exposición al sol sobre todo en las horas más calurosas.
uActividades cotidianas
No es recomendable realizar actividades que exijan esfuerzo físico importante. Planee las actividades a primera hora de la mañana o en el atardecer. No deje a niños, ancianos o animales en coches con las ventanas cerradas.
uCuide a los mayores y niños
Si se encuentran a su cargo personas mayores, vigile estrechamente su situación física, animándoles a beber líquidos aunque no manifiesten sed. Preste atención a los familiares mayores que vivan solos. Cuide que los niños no realicen ejercicio expuestos al sol.

El plan para prevenir los efectos de las altas temperaturas permanece activado desde el 1 de junio y estará operativo hasta el próximo 15 de septiembre.

El objetivo es reducir el impacto de las temperaturas de calor extremo sobre la salud de la población de La Rioja mediante actuaciones de vigilancia, prevención y control de los efectos del calor en la morbimortalidad, especialmente en los grupos de riesgo, como personas mayores, mujeres gestantes, niños y enfermos crónicos, así como en las personas que trabajan o realizan esfuerzos al aire libre.

52 atendidos y dos fallecidos

Desde la activación del plan se han atendido a 52 personas por patologías relacionadas con el calor de las que 42 de las atenciones se han producido en centros de Atención Primaria y 10 de Atención Especializada.

Dentro de las personas atendidas, se ha producido el fallecimiento de dos personas en el Hospital San Pedro de Logroño a consecuencia de un golpe de calor; una mujer de 90 años de edad y un hombre de 86 años de edad, ambos con patologías previas.