El relevo generacional está aquí

Cabecera de la manifestación, a su paso por avenida de la Paz. /Sonia Tercero
Cabecera de la manifestación, a su paso por avenida de la Paz. / Sonia Tercero

La manifestación feminista estudiantil se salda con una respuesta masiva de jóvenes | Más de 3.000 alumnos acompañaron la marcha desde el Rectorado de la UR hasta El Espolón en una demostración de fuerza y concienciación juvenil

Teri Sáenz
TERI SÁENZLogroño

La modesta repercusión de la manifestación de estudiantes que hace un año celebró el 8M mutó está vez en un seguimiento multitudinario. Más de 3.000 jóvenes dejaron ayer durante unas horas las aulas para partir desde el edificio del Rectorado de la UR y recorrer Avenida de la Paz hasta El Espolón, confirmando que la movilización por la igualdad de género tiene el relevo generacional garantizado también en La Rioja.

Tras las pancartas de cabecera con los lemas 'Mujeres combativas por la igualdad educativa' y 'Ni olvidamos ni perdonamos, autodefensa feminista', una masa de jóvenes engrosó la marcha portando otros mensajes confeccionados por sí mismos que condensaban el espíritu de la cita y las inquietudes de sus protagonistas. Desde 'Soy mujer de alas, no de jaulas', hasta 'De camino a casa quiero ser libre, no valiente', 'No se hacen tratos con el que maltrata' o 'Basta ya de abuso callejero'.

Participantes en la manifestación de estudiantes.
Participantes en la manifestación de estudiantes. / Sonia Tercero

Entre la muchedumbre, adolescentes como Naira, estudiante de Primero de Bachillerato en el IES Valle del Cidacos de Calahorra que con su presencia pretendió «reforzar el impacto que está teniendo el movimiento feminista y sus valores de respeto, no ya hacia las mujeres, sino a la persona en sí misma». No lejos de ella, Lucía destacaba con 16 años la necesidad de que los logros alcanzados no tengan retroceso. «Sabemos que en la época de nuestras madres y abuelas todo era mucho peor y las diferencias más exageradas aún, pero eso no significa que no quede camino por recorrer ni haya que dejar de manifestarse», explicaba esta estudiante del IES Tomás Mingot de Logroño como su compañera Mar, para quien la igualdad sigue siendo una prioridad y los mensajes que dudan de ello, preocupantes. «Lo que noto es que también hay mucha gente que está en contra de esa equiparación, y por eso son imprescindibles movilizaciones como éstas y que nosotras las respaldemos», opinaba.

Mar y Lucía (Tomás Mingot), en la manifestación de estudiantes: «Aún queda camino por recorrer»

Carmela y Pilar (jubiladas), desde la concentración de la Plaza del Mercado: «La lucha debe ser diaria»

La presencia de compañeros de pupitre en la manifestación que concluyó en torno a las 14 horas encarnó el alcance de la concienciación. «El apoyo a las mujeres debe empezar por nosotros, los hombres», reflexionaba Pedro, graduado en Diseño de 22 años y convencido del carácter solidario de la causa del 8M.

La Opinión | Carmen Nevot

Sonia Tercero

Previamente, una concentración en la Plaza del Mercado impulsada por UGT, CCOO, USO y STE-Rioja se sumó a las 12 horas a la batería de actos que jalonaron la jornada. En este caso, en torno a 300 personas se adhirieron a la cita en la que tampoco faltaron representantes de Cs o el PSOE, así como ciudadanos ajenos al ámbito político o sindical. Fue el caso de Pilar y Carmela, dos jubiladas que quisieron así aportar su grano de arena por el fin de la brecha salarial con una advertencia: «La lucha no acaba hoy; debe ser diaria».

Sonia Tercero

Sonia Tercero