El recuerdo que no cesa

Asistentes al acto celebrado ayer junto a la escultura que recuerda a las víctimas del terrorismo en Logroño. :: juan marín/
Asistentes al acto celebrado ayer junto a la escultura que recuerda a las víctimas del terrorismo en Logroño. :: juan marín

La AVT celebra hoy unas jornadas en la UR donde los damnificados por la barbarie de ETA relatarán sus experiencias en primera personaEl Espolón acogió ayer un sencillo homenaje a las víctimas del terrorismo

E. SÁENZ LOGROÑO.

Un minuto de silencio, una oración y decenas de ramos de flores. Con esa sencillez no exenta de hondura y sinceridad rindió ayer La Rioja un nuevo homenaje a las víctimas del terrorismo junto a la icónica escultura de Agustín Ibarrola emplazada en El Espolón logroñés. Representantes de los principales partidos e instituciones de la comunidad se dieron cita en el centro de la capital para arropar a un colectivo que agradeció el gesto por boca de la presidenta de la AVT, Maite Araluce. «Actos como éste significan mucho para nosotros; no tienen que ser rimbombantes, sino salir del corazón», declaró haciendo extensivas las gracias al conjunto de la sociedad riojana «porque mientras estemos en la memoria de todos, esto no acabará».

Araluce prologó así la jornada que se celebra hoy en la Universidad de La Rioja en colaboración con el Consejo de Estudiantes. Una actividad que se articulará a través del relato de algunos de los damnificados por el terrorismo y su experiencia en primera persona -«es clave trasladar el relato veraz y real de lo que ha pasado en España y que los jóvenes lo sepan de nuestra boca para que no se tergiverse la historia», indicó-, haciendo asimismo especial hincapié tanto en el aspecto psicológico como en todo lo relacionado con la asistencia global que precisan las víctimas.

La verdad de lo que pasó

José Ignacio Ceniceros, que será el encargado de inaugurar el evento a partir de las 9 horas junto al rector de la UR, Julio Rubio; el presidente de la Asociación Plataforma de Apoyo a las Víctimas del Terrorismo (APAVT), Miguel Folguera; y la propia Araluce, subrayó el compromiso del Gobierno regional para con las víctimas y la irrenunciable cercanía con ellas, «especialmente cuando en algunos puntos de nuestra España vemos cosas que no nos gustan». «Un respaldo que no sólo se concreta en palabras, sino en hechos como la ley de apoyo a este colectivo que en breve estará concluida y en ejecución», recalcó el jefe del Ejecutivo abundando también en la obligación de que el ejercicio de reconocimiento, memoria y justicia se conjugue con la explicación a las nuevas generaciones «de la verdad de lo que pasó» con ETA.

Por el Ayuntamiento de Logroño, Javier Merino se sumó al tributo de una coyuntura en la «que algunos quieren pasar página y olvidar», aspirando a que la barbarie jamás se repita y el terrorismo desaparezca en todas sus facetas. «No sólo con lo que se logró policialmente, sino también en la política», afirmó el edil.

 

Fotos

Vídeos